La fotografía emocional, la última tendencia en reportajes

La fotografía permite disfrutar de los recuerdos de la vida, por eso, en un día tan importante como es el de tu boda, conviene elegir al mejor, a un fotógrafo creativo en el trabajo y empático con sus clientes, que sepa lo que de verdad están buscando. Y así, se describe exactamente Isaac Cepero, fotógrafo de bodas en Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz, entre otras localidades madrileñas, y son, como él mismo nos confiesa, las cualidades que le permiten acercarse y desarrollarse artísticamente al través de la fotografía y el video.

A Isaac, no le gusta interferir en sus reportajes. Lo que persigue, es captar el momento, la emoción, llegar a la esencia de cada persona retratada, a su alma. Y es que gracias a la fotografía, podrás tener unos recuerdos imborrables del día de tu boda, cada instante, cada detalle. Y por supuesto, las risas y las lágrimas, que en momentos tan especiales, son inevitables.

La pareja, podrá disfrutar de su día de forma natural, libremente, sin apenas darse cuenta de la presencia del fotógrafo. Y así es como se captan los mejores momentos, como se consiguen las mejores imágenes. El objetivo de su cámara, es capar de atrapar los mejores instantes de la pareja, rodeada de sus familiares y amigos en un día tan especial, dedicándose en cuerpo y alma a guardar todos y cada uno de estos momentos tan importantes. No importa que tu ojo no lo haya visto, el ojo de su cámara si lo ve. ¿Te gustaría descubrir el mundo de este fotógrafo emocional? No tienes más que visitar su página web. Te aseguro que sus trabajos te sorprenderán.

Otro fantástico fotógrafo de boda es Luis Oliva, un fotógrafo alicantino especializado en reportajes fotográficos en las bodas de amigos y familiares, y un profesional con muchos años de experiencia en esto.

En cuanto a reportajes  de moda y publicidad, destacan estudios como s7tart, en Barcelona. Su profesionalidad y experiencia y sobre todo, su gran creatividad, la cual se refleja en sus sesiones para eventos de empresas, publicidad, moda, fotoproducto y mucho más… habiendo participado en exclusivas sesiones fotográficas tanto en interiores (estudio propio) como en exteriores

Quieres aprender a hacer tus propias fotografías

¿Te gusta la fotografía?, ¿sueñas con convertirte un fotógrafo profesional?, o bien, ¿te gustaría dedicarte a la fotografía solo como aficionado? Si la respuesta es sí, a alguna de estas preguntas, entonces, no esperes ni un minuto más para empezar a hacer tu sueño realidad. Te damos algunos consejos.

En primer lugar, necesitas una buena cámara fotográfica. Puedes conseguir una a muy buen precio en Comercial Chamen,  una de las mejores tiendas de electrónica en Andorra, real, no solo virtual, con 35 años de experiencia en la venta de electrónica en su tienda física y 12 años de experiencia en la venta online. Aquí tienen los precios más económicos en electrónica, ajustándolos al máximo posible con el fin de que sus clientes puedan comprar lo mejor y al mejor precio del mercado. Trabajan sólo con las principales marcas para ofrecer la calidad que su clientela demanda ofreciendo siempre una atención personalizada y aconsejando a cada consumidor si tuviera alguna duda sobre sus productos.

Ryan Mckinley, el mejor fotógrafo de Norteamérica, da los siguientes consejos a los jóvenes que desean iniciarse en el apasionante mundo de la fotografía.

  1. Fotografía cualquier cosa, aunque sea con el teléfono móvil. Usa todas las situaciones que puedas y construye tu propio mundo.
  2. Mantente ocupado y no busques excusas para no trabajar, y hazlo hasta que perfecciones la técnica.
  3. Utilizar tanto a conocidos como a desconocidos para hacer tus retratos. A mucha gente le gusta que le hagan fotos, y que les reten a hacer cosas que en otro caso no harían.
  4. No tengas miedo a hacer cosas nuevas, sé original y no trates de copiar a otros.
  5. Cúrratelo a diario, trabaja duro, cuanto más tiempo mejor, y tómatelo en serio si quieres llegar a ser un profesional.
  6. Fotografía todo, en todas partes hay romanticismo. Y si lo intentas de verdad, algún día llegará la foto de tu vida, y más te vale que ese día, tengas tu cámara contigo.