Varices, ese molesto problema

Siempre había tenido unas piernas realmente bonitas, pero de un tiempo a esta parte comenzaron a aparecer a la altura de los gemelos unas varices que afeaban mis piernas. La verdad que es un fastidio tener las piernas bien y que terminen así por culpa de ellas.

Me tocó ponerme las pilas y buscar un remedio, así que opte por buscar en Internet. No es que sea yo muy especialista en las nuevas tecnologías, pero con la tablet que me regaló mi hijo las pasadas navidades me defiendo, así que tocaba usar para algo realmente necesario el Internet.

Buscando cerca de mi domicilio di con Artestetica.com  en su web ofrecían muchos tratamientos y me dieron la impresión de ser un centro serio. No es que sea alguien que vaya a este tipo de centros, pero como la necesidad obligaba, pues aproveché la ocasión y las visité.

La verdad que fueron encantadores y me informaron estupendamente de todos los tratamientos con los que podían eliminar mis varices. La sensación de atención personalizada que recibí me ayudó mucho a convencerme, pues realmente estaba con ganas de hacer al respecto con las antiestéticas varices.

Algo que me gustó especialmente, es que la doctora que me atendió nos dio a mi pareja y a mí una serie de consejos para que pudiésemos prevenir en buena medida la aparición de las varices.

Os los voy a contar y así, quizás podáis evitar su formación:

  • Una de las primeras recomendaciones para evitar que aparezcan las varices es estar atento a si en la familia se han podido registrar casos sobre este tipo de padecimiento.
  • Usar de manera habitual zapatos de tacó. Este tipo de zapatos, pese a su buen efecto estético, lo que hacen es que son causantes de que nuestro cuerpo tenga una postura anormal, recargando todo el peso de nuestro cuerpo en los pies, algo que, si lo sumamos a lo ajustados que suelen estar, impiden una correcta circulación.
  • Sedentarismo, estar mucho tiempo en la misma postura colabora a que la sangre no fluya como debería, algo que tiene una clara influencia en las piernas, provocando la formación de venas de tipo varicoso.
  • Estar mucho tiempo de pie, al contrario que el punto anterior, estar mucho tiempo levantado, hace que las válvulas de nuestro corazón y de nuestras venas se desgasten más rápidamente, por lo que se acumulará sangre en las venas.
  • Zapatos y prendas muy ajustadas, están evitan la sana circulación y ocasionan que se desarrolle este tipo de padecimiento.
  • Ignorar lo síntomas y pensar que solo es por cansancio, es un error que comete mucha gente y que de esa manera permite que puedan desarrollarse las venas varices, por lo que no hacer caso a sus síntomas o ignorar las recomendaciones pueden ser las causas de tenerlas.

Además de todas estas formas de prevenir que os he comentado, se puede controlar su aparición con hábitos más saludables en nuestra actividad diaria y en el estilo de vida que llevamos.

Hay que evitar el consumo de bebidas alcohólicas, el cigarrillo o las grasas saturadas, así como todos los alimentos que aumentan los niveles de colesterol, los triglicéridos. Tienes que tener en cuenta el control del sobrepeso. Esta es una buena manera de evitar que se formen las varices en las piernas.

Algo que me recomendaron también es tener una dieta que sea rica en omega 3, antioxidantes, abundante agua, potasio y fibra. La alimentación es importante para que funcione correctamente el sistema vascular.

Espero que después de estos consejos, os pongáis las pilas, aunque además de para las varices, muchos son para tener salud en general, puesto el alcohol, tabaco, las grasas saturadas y demás todos sabemos que son malas para nuestro cuerpo.

En mi caso, lo tengo complicado con lo del sedentarismo, pero intentaré moverme algo más y así que no me aparezcan más varices, aunque sinceramente en la clínica me dejaron como nueva y ahora puedo mostrar mis piernas como siempre, sin miedo a ver esas varices tan poco estéticas que me aparecían.

Así que ya sabes, si ves que tienes varices y quieres quitártelas no esperes más y vete a un buen centro de confianza, de verdad que merece la pena.

shutterstock_470469353reducida