Lo mejor para cuidar la piel sensible del bebé

Los bebés tienen la piel muy sensible y si queremos que esté bien cuidada, hay que tener precaución. Esto debe ser en todo momento, desde el baño al cambio de los pañales o la ropa necesitan de nuestra atención. Deben estar limpios y con unos materiales de lo más cuidados.

A la hora de bañarse

En los primeros meses es relajante una vez acostumbrados, pero al principio les suele resultar algo molesto. La temperatura que tiene el agua hay que controlarla, ni muy caliente ni muy fría. Se puede usar agua o aplicar jabón hipoalergénico especialmente hecho para bebés. Los pliegues de las piernas de los bebés también son sensibles, por lo que hay que limpiarla muy bien, lo mismo que los dedos de pies y manos.

Cuando hay que proceder al secado, lo mejor es usar una toalla de algodón, especialmente las de capucha, pues así se evitan enfriamientos y los sustos que se llevan algunos bebés con los cambios radicales de temperatura.

El pañal

En caso de que optemos por utilizar pañales, hay que fijarse en los que elegimos. Algunos niños no toleran demasiado bien los comunes y tienen determinadas alergias. En estos casos, lo mejor es optar por los pañales desechables de fibras orgánicas o los lavables en tela. Si se quieren evitar irritaciones en la piel, lo mejor es usarlos de su talla y no muy prietos.

Cuando quedan restos alimentarios en las manos o cara

Muchas veces la leche que toman se queda en el interior de la boca, chorreando o siendo expulsada mediante grumos. Dicha leche, es posible que les produzca diversas irritaciones, por lo que nuestro consejo es limpiarlo con una gasa que esté húmeda e incluso cambiar la ropa en caso de que se moje. La cara sucia puede terminar en erupciones mejor es prevenirlo.

La vestimenta

Los bebés suelen tener ropa la mar de sencilla, aunque al principio nos parezca complicado. Lo mejor es que tengas mucha ropa cómoda a intercambiable, mejor si es de algodón orgánico, con colores claros y fácil de quitar y poner.

No te olvides de ponerte a lavar la ropa antes de que se la ponga por vez primera, con jabón natural y que esté diseñado para la piel, pero sin suavizantes.

La meteorología

El salir a la calle a dar un paseo es bastante bueno para los bebés, siempre que no estén malos. Eso sí, hay que tener precaución con el tiempo que haga, especialmente elementos como el sol, el frío o el aire.

Si que es cierto que es bueno que el bebé la luz solar la reciba dándole vitamina D, pero no tiene que darle de manera directa en los ojos ni deberá estar expuesto a los rayos directos. Se le debe proteger del valor y también en invierno del frío o el viento, que pueden llegar a producir irritaciones en la cara.

El cuidado de la piel sensible ya vemos que es básico, pero también necesario y es bueno para la salud del bebé. Supongo que a estas alturas ya lo sabrás, pero por si las moscas, la piel es el primer muro defensivo que tiene nuestro cuerpo contra infecciones o agresiones, por lo que tiene que estar en las mejores condiciones posibles.

Si queremos tener a nuestro bebé en las mejores condiciones, tanto la ropa como utensilios deben ser de la mejor calidad posible. Existen tiendas dedicadas especialmente a todas las necesidades de los más pequeños. Detalles Cucos es una de ellas, donde tienen un amplio catálogo donde hay multitud de artículos y soluciones.

Este tipo de tiendas no solo vale para los padres, también viene muy bien para los típicos regalos a bebés, donde hay miles de ideas, desde regalos prácticos, muebles o golosinas y peluches de todo tipo.

Lo primordial es que al tener años de experiencia en el sector, pueden aconsejar al comprador, siendo esto algo que es muy valorado.

Sea de modo online u offline, lo cierto es que el sector de ropa y demás artículos para bebé está en plena efervescencia, puesto que las necesidades cada vez son mayores y los regalos también aumentan y son de lo más variado.

Así que ya sabes, si quieres tener a tu bebé con la piel en perfecto estado, tienes que vigilar todos estos aspectos que hemos relatado. ¡La salud es lo primero!