Pautas para maquillarnos mejor

Seguramente más de una vez alguien os ha comentado que se le ha echado a perder el maquillaje por una sudoración excesiva producida por un estado de nerviosismo, por el calor, o por entrar en un local atiborrado de gente donde no tenían climatización, por lo que si te dedicas al mundo de la estética y tienes o estás pensando en abrir un negocio de este tipo en Leganés, Madrid, te recomendamos que en el momento de realizar las obras instales un buen aire acondicionado y pidas presupuesto a Eco-cima, una empresa que se dedica a la climatización, puesto que son expertos en la instalación de calderas y aire acondicionado y que trabajan con el presupuesto más ajustado posible para que todos sus clientes obtengan la máxima garantía de satisfacción. Y es que esta parte del negocio es muy importante. Las mujeres hacemos mucho hincapié en el maquillaje para vernos bonitas. Y hoy vamos a daros unas pautas para conseguirlo.

Cuando hablamos de maquillaje, normalmente nos referimos al de la mujer, ya sea al maquillaje del día a día, para ir a trabajar, para ir a tomar algo con las amigas o para ir al cine. Este suele ser un maquillaje natural, con colores claros, eliminando los signos de cansancio con el corrector de ojeras y remarcando siempre la parte más bonita de la cara, ya sean los ojos con un tono de color que los resalte y sin olvidar nunca una máscara de pestañas que las potencie y las alargue, o los labios, pero siempre en tonos suaves o simplemente con brillo. Nunca podremos olvidar, y por tanto no podremos saltarnos, la hidratación y limpieza del cutis, pues son los primeros y básicos pasos para una buena cara.

Si se trata de un maquillaje para una cena de noche, para ir al teatro, hay que trabajarlo un poco más, podremos resaltar los ojos con tonos ahumados o los labios con carmín rojo.

Si hablamos de un maquillaje para una ceremonia o para un evento especial, entonces estaremos refiriéndonos a un toque sofisticado, glamuroso, el maquillaje será más trabajado y más marcado, con colores más fuertes. Podemos aplicar un eyeliner en el párpado superior, así como marcar y difuminar este párpado superior del ojo con tonos claros para dar luminosidad a la mirada en el ángulo interior y en el exterior colorear y difuminar con un tono más oscuro, dar forma a las pestañas y aplicarles una máscara para alargarlas o incluso poner unas pestañas postizas, en caso de estas sean escasas o pequeñas.

Es conveniente también dar luz al rostro mediante pequeños toques con el iluminador en la frente, barbilla y aletas de la nariz. Utilizar los polvos translúcidos para unificar el tono del rostro sin olvidar el cuello y escote, si el vestido tiene un escote pronunciado. Para los labios utilizaremos un perfilador del mismo tono que la barra de labios con el fin de fijar la línea el contorno del labio y que no se desdibuje en caso de tener un pequeño código de barras en el labio superior. Para finalizar y fijar perfectamente el maquillaje podemos aplicar sobre el rostro un spray de agua fría.

Los hombres también se maquillan

No obstante,  los centros de estética, que siempre asociábamos a las mujeres, en la actualidad  no solamente se dedican al maquillaje de mujeres, pues por diversas cuestiones hoy en día los hombres también acuden para hacerse tratamientos de hidratación facial, limpiezas de cutis o para hacerse sus pequeños arreglos estéticos como puede ser la depilación de cejas o incluso del cuerpo entero. Y por qué no, para maquillarse. Muchos son los chicos que quieren aprovecharse de los cosméticos para verse mejor, tapar imperfecciones. Y están en todo su derecho.

De todos modos los centros de estética también tienen un campo muy importante dentro del mundo del espectáculo, como maquillaje de caracterización de actores de teatro, de cine, de ópera, televisión, etc.