Tendencias en Suelos y Paredes Cerámicas

Si bien es verdad que hace unos pocos años parecía que el mundo del azulejo iba a morir, actualmente la situación ha dado un giro de 360 grados y cada vez son más los decoradores que optan por la cerámica para arquitectura con el fin de diseñar estancias de lo más variopintas. Los revestimientos cerámicos están de moda y hoy vamos a ver un poco las tendencias que se auguran para este 2018.

Azulejos Vintage

La estética vintage, en casi todos los sectores, ha pegado fuerte este pasado año y en esta industria no iba a ser menos. Por un lado, han tenido mucha demanda los azulejos que imitaban estéticas de patios españoles de principios de siglo, pero también el típico azulejo pequeño de metro, también conocido ahora como azulejo mini.

Se les llama “azulejo de metro” porque recuerdan al azulejo usado en las estaciones de metro más tradicionales de Londres, aunque lógicamente estos nuevos azulejos son mucho más “cool” que aquellos que se usaron en las subterráneas paradas londinenses.

Mármol

Las piezas clásicas de mármol siguen siendo de las preferidos por los diseñadores. Lógicamente no todo el mundo tiene la capacidad adquisitiva para poder pagar un revestimiento de mármol para un baño o una cocina completa, pero si eres de los afortunados que sí lo tiene podríamos decir que es un material infalible, pues proporciona luminosidad y elegancia.

Suelos Hexagonales

Aunque a algunos pueda marear, el suelo hexagonal está muy de moda hoy en día y resulta de lo más elegante en según qué ambientes. Eso sí, debemos utilizar colores neutros y bastante básicos sino queremos acabar con ataques epilépticos o algo similar. El gris, blanco y negro es una combinación agradable y original.

Azulejos de gran tamaño

En contraposición al azulejo de metro o mini azuelo encontramos la tendencia de los azulejos de gran tamaño. Están muy de moda en diferentes sectores de la sociedad y van desde el gran azulejo de unos 30 cm de largo por unos 20cm de ancho, hasta las gigantes planchas cerámicas que cubren la totalidad de una pared, o casi la totalidad de la misma.

Do It Yourself

Si no tenéis experiencia no os recomiendo alicatar vosotros mismos nada, más que nada porque el destrozo puede ser grande, aunque también dicen eso de que “el que no lo intenta…” o lo de “No se nace sabiendo”. Sea como sea es decisión vuestra intentar ahorraros unos eurillos haciendo vosotros mismos el trabajo o no, así que aquí van algunos consejos si os animáis a ello.

Para empezar comprobaréis que comprar azulejos en grandes superficies como Leroy Merlin o Brico Depot no resulta nada barato y en empresas especializadas normalmente no venden al por menor, sino a profesionales del sector, así que quedan pocas opciones para comprar azulejos a buen precio. Una de esas opciones es comprarlos online en esta tienda de revestimientos cerámicos. Cerámica a Mano Alzada cuenta con muchísima variedad de cerámica decorativa como celosías, relieves y demás. Vende tanto al por menor como al por mayor y sus precios son bastante razonables, por lo que es una gran opción a tener en cuenta.

Una vez tengáis elegido el revestimiento, tanto para los suelos como para las paredes, debemos ponernos manos a la obra. Tened en cuenta que vais a necesitar cola especial, así que comprad varios sacos en polvo, y necesitaréis también un kit de nivelación para que os salga todo más o menos recto. Este sistema de nivelación cerámica está bastante bien, y no resulta caro. Tiene varios kits entre los que elegir pero yo os recomiendo este kit de nivelación cerámica porque, en mi opinión, es uno de los más completos y sencillos de usar para los principiantes.

Una vez tengáis todos los materiales y herramientas en casa podréis empezar con el alicatado. No lo haréis en una jornada, ni en dos, pero si sois mañosos, o mañosas, igual conseguís acabar obteniendo un buen resultado. ¡Ánimo y mucha suerte!