Un post para novias

No es la primera vez que futuras novias me preguntan sobre tratamientos faciales, cremas y cosméticos. Por alguna extraña razón creen que cuidándose la piel un mes antes de la boda van a lucir como si hubieran estado tratándosela durante años y no, esto no funciona así. Para notar algún resultado deberíais estar tratándoos la piel mínimo 6 meses antes de la boda pero lo ideal es que os la cuidéis siempre, así seguro que no habrá problemas

Luego, cuando se enteran de que también me encanta la moda, me preguntan tiendas donde ir a mirar vestidos y yo pienso ¿en serio? No sé, yo cuando tengo interés en algo me informo ¿o no? El caso es que hoy el post va para todas ellas, para esas novias que me preguntan qué cremas ponerse y qué tratamientos hacerse o donde acudir. Dedicado.

Para empezar debemos marcar la diferencia entre hidratación y nutrición. Hay muchas mujeres que creen que como su piel es grasa es casi mejor no usar cremas para evitar que le salga más pero la realidad es que hidratación necesitan todas las pieles, al menos si la quieres tener sana. Es de la nutrición de lo que sí puedes prescindir.

Oxigenación y vitaminas

Pero si hablamos de tratamientos yo os diría que lo mejor sería empezar con un tratamiento oxigenante que revitalizara la piel para continuar con un tratamiento vitaminado y otro reafirmante. Eso sí, entre tratamiento y tratamiento no podemos dejar de usar la crema hidratante a diario, el exfoliante semanalmente e incluso alguna que otra mascarilla de arcilla. Para los tratamientos os recomiendo Beauty and Therapy y en cuestión de cremas iría directamente a la farmacia y me olvidaría de las típicas marcas que aparecen en televisión tipo L´oreal, Nivea o cualquier otra parecida.

Ahora hablemos de moda. Yo diría que tenéis tres opciones. La primera es ir hacia las grandes marcas estilo Rosa Clara o Lorenzo Caprile. La segunda es optar por diseñadores con menos renombre pero igual talento que cuentan con sus propias tiendas de moda. Y la  tercera es optar por los vestidos de novia confeccionados al estilo Inditex, al mogollón. Las tres opciones son válidas, os lo puedo asegurar, porque hay vestidos que difieren muy poco entre ellos, al menos a la vista. Ahora bien, personalmente yo optaría por la segunda por dos motivos: te hará sentir especial pero no te gastarás el sueldo de tres meses. A mí me gusta mucho Joana Diestre que tiene tiendas en Bilbao, Portugalete y Madrid.

Ahora bien, si buscáis algo verdaderamente económico tenéis otra opción. Últimamente, al igual que copian otras muchas cosas, algunas marcas asiáticas cogen modelos de vestidos de novia de diseñadores conocidos, los modifican ligeramente y los confeccionan allí para enviarlos posteriormente a otros países. Eso sí, la gran mayoría de las tiendas venden únicamente por Internet así que, en cierto modo, corres un riesgo pero por lo que yo he conocido, merece la pena. Vestidos por menos de 200 euros confeccionados con textiles suaves y encajes muy bonitos que no tienen nada que envidiar a otros vestidos confeccionados en España.

De todos modos, os diga lo que os diga, lo mejor que podéis hacer es mirar y buscar mucho hasta que deis exactamente con lo que queréis.

shutterstock_263165645reducida