Adiós a los kilos del confinamiento

Seamos sinceras y sinceros, hay mucho postureo en las redes sociales sobre el gran trabajo que están haciendo todos en sus respectivas casas para mantenerse en forma. Miles de personas han subido vídeos y fotos a Instagram o Facebook con sus mejores mallas, sus fantásticas camisetas y con posturas extrañas sobre colchonetas, pero la realidad es que hemos sido muchos más los que hemos pasado del teletrabajo delante del ordenador, al sofá, y del sofá a la cama, así que entre eso y que estar tanto tiempo en casa nos ha llevado más a menudo a la nevera los kilos se han hecho notas. ¿O no?

¿Y qué pasa ahora? Pues que por poco que podamos acudir a la piscina y la playa por culpa de las limitaciones que vamos a tener este verano, todos queremos perder esos kilos de más que hemos ido ganando. De hecho yo diría que mis kilos de más provienen de mucho antes pero sea como sea todos queremos hacer que desaparezcan lo antes posible. Ahora bien, hay que ser realistas y olvidarnos de las dietas milagro y de los deportes para los que no estamos preparados porque bastantes problemas de salud nos ha traído el Covid19 como para encima tener ahora problemas de anemias o trastornos alimenticios por empezar malas dietas o acabar con muletas por una lesión. Los profesionales de CrossFit Lucentum  aconsejan empezar por un ritmo e intensidad de ejercicio adecuado a nuestro estado físico para ir subiendo esa intensidad poco a poco, forzando la máquina un poco más cada día, pero no empezar de cero a cien de golpe, ya que así es cuando podemos encontrarnos con más problemas.

Del mismo modo, los profesionales de Sport & Balance han detectado un aumento en el interés por inscribirse en las carreras populares que organizan año tras año, aunque reconocen que no saben cuándo podrán volver a organizarlas. Eso significa que son muchos los que han empezado a entrenar a raíz de que el Estado empezase a permitir las salidas para hacer deporte pero hay que tener en cuenta que algunas carreras populares pueden ser muy duras y, por ende, la preparación ha de ser estricta y adecuada.

Así que vamos a ver algunos consejos de profesionales.

Buenos hábitos

Puede que pensemos que son unos pesados por decirnos, una y otra vez, que la clave está en tener unos buenos hábitos de vida, pero la realidad es que tienen razón. De nada sirve hacer deporte durante tres meses si luego volvemos al sedentarismo, como tampoco sirve de mucho hacer una dieta drástica que nos ayude a perder tres kilos en una semana si luego volvemos a comer alimentos insanos y llenos de grasas saturadas. Por eso, ahora y siempre, hay que mantener un estilo de vida sano con unos buenos hábitos.

No se trata de no poder darte un capricho, o de no poder tomarte un día sabático de estos en los que el sofá es nuestro mejor amigo, de lo que se trata es de que eso sean excepciones y no la norma.

Veamos algunos trucos que nos pueden ayudar junto a esos buenos hábitos:

  • Hipnosis: Tal y como nos han explicado desde Hipnosis Clínica Alicante, un buen tratamiento con hipnoterapia puede ayudar a nuestro cerebro a entender cuándo tiene hambre o cuándo quiere comer por ansiedad y estrés. Del mismo modo, ahondan en el problema para llegar a la raíz del motivo por el que comemos tanto, intentando también hacernos conscientes de ello para poder solucionar ese problema de base.
  • Respeta los horarios de comidas: Picar entre horas se convierte en un gran enemigo si el objetivo es perder peso durante el confinamiento por el coronavirus. Para evitarlo, cumple únicamente con las tres comidas del día y una dieta equilibrada.
  • Realiza ejercicio físico: Marca un horario para realizar todos los días deporte durante la desescalada del coronavirus, no hace falta que sea en la calle. No olvides que el ejercicio físico debe empezar de forma gradual y acorde a tu edad. Conviértelo en un hábito.
  • Bebé agua: Expertos recomiendan beber al día como mínimo dos litros de agua aunque estemos confinados por el coronavirus. Es una bebida 100% libre de calorías y azúcares, capaz de controlar los excesos ingeridos y aumenta los niveles de energía. Un vaso de agua antes de comer tiene un efecto saciante, lo que hará que comas menos durante la comida.
  • Olvida los ultraprocesados: intenta llevar una dieta basada en alimentos frescos y procesados sanos, olvida los ultraprocesados que llevan menos nutrientes y más grasas saturadas que cualquier otra cosa.
  • Mantente ocupada: a todos nos gusta descansar pero intenta mantenerte activa y ocupada en algo el mayor tiempo posible, eso evitará que te aburras y comas sin necesidad.

¿Y ahora qué? ¿Vas a ponerste en solfa para perder esos kilitos de más?

Deja una respuesta