Cuidar de nuestra boca es una cuestión de salud… y de imagen

Hablar de cuidarnos es muy fácil, pero pasar del dicho al hecho no lo es tanto. El cuerpo humano es un ente tan complejo y es un conglomerado de tantos organismos y funciones que cuidar de él al 100% requiere de un montón de acciones. Por eso, estar perfectamente de salud no es tan fácil por muy pocos años que tengamos y por mucha que sea la energía de la que dispongamos. Con estas primeras palabras en mente, os vamos haciendo un primer consejo: valorad cuando tengáis un estado de salud perfecto, porque no es algo fácil de conseguir y a menudo no se tiene en cuenta como algo importante.

En los párrafos que siguen, vamos a centrarnos en solo uno de los aspectos que está ligado a la salud de nuestro cuerpo, un aspecto que ya de por sí entraña un montón de acciones y recomendaciones. Hablamos de la salud bucodental, que es imprescindible para garantizar el bienestar humano y que tiene también una importancia bastante grande en lo que tiene que ver con la estética de la persona. Desde luego, una persona con una buena salud bucodental dispondrá de una imagen bastante mejor que otra que no haya cuidado tanto de ella.

Una noticia publicada en la página web de La República informaba de la importancia que tiene un asunto como del que venimos hablando tanto para lo estético como para lo que está ligado con el bienestar. En relación a esto último, por cierto, hace una reflexión interesante: hay que tener en cuenta que la boca es el órgano en el que el sistema digestivo comienza sus funciones, por lo tanto, es importante que el proceso de digestión no se vea afectado por una mala salud bucal. Teniendo en cuenta que el ser humano suele ingerir, al menos, unas cuatro comidas por día, esto gana en importancia de un modo bastante grande.

La Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) hacía en su página web una definición de lo que es la salud bucodental e indicaba que ésta es, entre alguna otra cuestión más, la ausencia de problemas como lo son el cáncer bucal, la caries, la pérdida de piezas dentales, las enfermedades de las encías, las infecciones… ¿Os imagináis lo que significaría, ya no solo en términos saludables, sino estéticos, tener todos estos problemas en nuestra boca? La verdad es que se nos quitarían las ganas de salir de casa.

Estamos en un momento en el que la salud dental tiene una importancia mayor que en la de cualquier otro momento de la Historia. Sigue manteniendo ese peso en lo que respecta al bienestar general de la persona, pero ahora, además, es importante desde el punto de vista de la imagen. Y es que la sonrisa y la boca es una de las principales zonas en las que nos fijamos a la hora de conocer una persona y de generar esa primera impresión. Esto es lo que está permitiendo que haya personas que, por fin, se hayan interesado por el cuidado de su salud bucal. Así nos lo han contado los profesionales de la clínica dental Plaza Prosperidad de Madrid.

Un avance importante

Lo que os acabamos de comentar es digno de celebrar. La verdad es que, en España, el cuidado de la salud bucodental era algo que teníamos que mejorar hablando en términos generales, porque no existía esa cultura del cuidado dental que sí hay en otras zonas del mundo. Y la mejora de los resultados es algo que estábamos esperando en los últimos tiempos como agua de mayo. Por fin ha llegado y nos podemos congratular por ello, aunque es evidente que todavía queda mucho camino por recorrer para pasar a ser una referencia mundial en este sentido.

Es cierto que la gente ha empezado a cuidar de sus dientes, en muchas ocasiones, pensando más en la estética que en la salud bucodental. Nos hubiese gustado que se hubiesen tenido en cuenta las dos cosas por igual, pero lo que importa es que se están siguiendo los consejos de los profesionales en este campo. Y esperamos que así siga siendo de cara a los próximos años. Sería una buena noticia para nuestra sociedad en su conjunto.

Cuidar de nuestra boca es hacerlo de nosotros mismos y de nuestra calidad de vida. Es uno de los elementos más definitorios del hombre y de la mujer. Por eso nunca podemos dejar de tenerla en cuenta a la hora de valorar su importancia. Hemos tenido durante muchos años la mala costumbre de solo interesarnos por nuestra salud dental cuando había algún tipo de problema con ella y es hora de subsanar nuestros errores. En este camino nos encontramos los españoles. Ahora sí estamos haciendo las cosas bien.

Deja una respuesta