El bienestar dental, un factor importante en materia de calidad de vida

A veces, no somos conscientes de los inconvenientes que provoca el simple hecho de descuidar nuestra salud dental. Hablamos de un aspecto que es muy serio y que, como no deriva en un problema como la muerte, mucha gente tiende a dejar de lado. Este es un error bastante frecuente en España y un error garrafal, porque a los que sí afecta una mala salud bucodental es a nuestra calidad de vida, a nuestro bienestar, a nuestra felicidad. Y que nos tocan esas cuestiones ya sí que nos afecta y mucho.

Cuidarnos es algo que depende de muchas cosas y una de ellas es mantener a raya nuestra salud bucodental. Imaginaos lo que sería de la vida si no pudiésemos comer todo lo que quisiéramos, si no pudiésemos disfrutar de esas bebidas que tanto nos gustan porque tengamos sensibilidad dental, que tuviésemos que andar con mucho cuidado al cepillarnos por el simple hecho de que sangran nuestras encías al mínimo roce con el cepillo. La verdad es que estamos hablando de problemas que son bastante comunes a todos los españoles y a los que tenemos que poner una solución a la máxima brevedad posible.

Una noticia publicada en la página web del Heraldo informaba de que tres de cada cuatro españoles sufren un problema de índole bucodental. Este es un dato lo suficientemente contundente como para pensar que tenemos un problema estructural en España en lo que tiene que ver con este asunto. Hay que fomentar que la ciudadanía sea más consciente de todo lo que tenga que ver con la salud dental porque esa es la única manera de que empecemos a cuidar de ella como realmente se merece. Para ello, los odontólogos están desarrollando campañas de concienciación con los diferentes soportes publicitarios y de marketing digital con los que cuentan.

Otro artículo, en este caso publicado en eldiario.es, aseguraba que cuidar de nuestros dientes es algo que va más allá del cepillado. En el cuerpo de la información se aclaran algunos asuntos que nos pueden ayudar en este sentido y que giran en torno a cuestiones como mantener una buena alimentación, evitar el tabaco o el alcohol o tener una dieta saludable. Si cumplimos con todo eso no vamos a mejorar de una manera radical, pero sí que empezaremos a notar una cierta mejoría con el paso del tiempo.

Hay que valorar todas las opciones que tenemos de mantener nuestro bienestar porque descuidar tan solo una de ellas puede jugarnos una mala pasada a la hora de disponer de una buena calidad de vida. Una de las opciones más importantes es cuidar de manera diaria de nuestra salud dental, algo que cada vez hacen más españoles y españolas de acuerdo a los datos manejados por los profesionales de Espai Dental Olve, quienes nos han transmitido que ha crecido el volumen total de gente que ha visitado sus instalaciones en los últimos seis meses, de entre los cuales destaca la alta presencia de gente joven que ya se ha dado cuenta de la importancia de la higiene bucal en términos de calidad de vida e imagen.

Todos somos susceptibles de mejorar 

Hay personas que tienden a pensar que, al cepillar sus dientes tres veces al día, están libres de cualquier problema de índole bucodental que sea común al ser humano. La verdad es que nadie está libre de padecer cualquier problema de este tipo. Por eso es recomendable que la visita al dentista sea periódica. Normalmente se suele recomendar una visita cada año, que es el tiempo en el que, si algo va mal, estamos a tiempo de evitar antes de que genere problemas que dejen de ser leves.

Tener ese espíritu crítico y reconocer que podemos estar padeciendo algún problema bucodental aunque no tengamos síntomas evidentes de ello es algo que puede ahorrarnos muchos problemas en el futuro. Por eso siempre recordamos la importancia inherente a ponerse en manos de un especialista en materia bucodental. Si pensamos que todo lo que estamos haciendo, cepillando nuestros dientes tres veces al día, está genial y que con ello estamos libres de caries, halitosis y demás peligros, los problemas no tardarán en venir. Podéis darlo por seguro.

Afortunadamente, todos hemos visto de cerca las orejas al lobo al conocer a alguien que ha tenido problemas dentales y que ha tenido que resolverlos en lugar de prevenirlos. Es cuando vemos cerca esas situaciones cuando nos ponemos manos a la obra y empezamos a valorar la importancia que tiene cuidar de nuestros dientes tanto día a día, en casa, como con una visita anual como mínimo al dentista. Por ese camino es por el que circulan todas nuestras posibilidades para disponer del mayor bienestar en lo que a salud bucodental se refiere.

 

Deja una respuesta