El lujo a tu alcance

El mundo del lujo nos atrae en mayor o menor medida a todos. Está claro que no todo el mundo puede comprarse un traje de Armani o un Rolex y siendo sinceros, tampoco es que sea algo necesario. El caso es que también es cierto que todos a los que nos gustan los productos de lujo podemos soñar con tenerlos. Quizá esta sea la razón por la que cada vez aumentan el número de aplicaciones o webs de moda dedicadas a la segunda mano de productos de lujo que han aparecido en estos últimos años.

Los comienzos…

Todo empezó, posiblemente con la famosa Wallapop, pero de una manera más generalista. En esta aplicación se puede ver como son puestos a la venta desde vehículos de ocasión a mobiliario o electrodomésticos. Incluso se han podido vender otros artículos como periódicos de momentos históricos o monedas de coleccionistas.

Si vamos con los amantes del mundo de la moda, podemos ir con las aplicaciones que se crean para vender ropa, donde la que tiene más fama es Chicfy, que ha resultado tener éxito y unos publicistas por detrás muy bien elegidos, pues todos recordaremos su famoso “guapi”, aquel anuncio que tenía humor y una música que desde luego captaron la atención de los espectadores.

Una aplicación que ha tardado poco en ser  famosa y que, lo mismo que Vinted se encarga de vender toda clase de ropa de segunda mano, y algo que pese a tener gran interés, no da la posibilidad de lo que busca mucha gente, poder comprar grandes marcas lujosas.

Si se quieren comprar estos productos de lujo de los que hablamos y que no aparecen en las aplicaciones destinadas a los producto más generalistas, hay que optar por otros sitios. Desde Avebennu, una web que se dedica a este tipo de productos de lujo, creen que la especialización es lo que les ha dado éxito y ha hecho que en poco tiempo sean referentes en este sector.

Esta plataforma nos llena de marcas de lujo, donde todos aquellos que tienen ropa de grandes marcas tienen un sitio en el que anunciar sus productos con toda la seguridad de una empresa eficaz y seria permite.

El sistema es parecido al de las aplicaciones tradicionales. Lo que hace el vendedor es hacer unas fotos a las prendas que quiera vender y las envía a la plataforma online donde una descripción breve deberá incluir obviamente la marca, medidas, defectos que pueda haber y la ausencia o no de etiquetas u otras circunstancias.

Lo que hace después Avebennu es subir las imágenes donde viene la descripción a la tienda online y se promocionan en varios formatos. En cuanto se vende la prensa, el vendedor tiene que enviarla de manera gratis a la sede de Avebennu, en la que los expertos lo que hacen es certificar que es como estaba descrita en el anuncio. De ser así, son ellos los que envían la prenda al comprador y el vendedor recibe el dinero acordado.

Únicamente productos lujosos

Como decimos, solo son aceptadas las prendas, complementos y accesorios de las marcas más prestigiosos. Además de ello, la diferencia la marcan las revisiones que los expertos hacen de los productos antes del envío al comprador lo que garantía que la prensa no es una imitación, pues tiene calidad y puede llegar en magníficas condiciones sin ninguna clase de estafa para los implicados.

Todo ello hace que Avebennu sea un espacio ideal para todos los que quieren tener esos productos de las grandes marcas que no se pueden pagar en las boutiques de alto standing.

Entre su gama de productos podemos citar la ropa de hombre, mujer, lencería, bolsos, zapatos, joyería o relojes de grandes marcas.

Está claro que todos podemos soñar con llevar esas marcas y las nuevas tecnologías nos da acceso a ello, siempre gracias a la posibilidad que nos ofrecen los sitios que se dedican a segunda mano. Muchos de estos productos son adquiridos y no se usan o si lo hacen ha sido poco tiempo, por lo que al final es como si los estrenaras. Incluso hay algunos que no dejan de ser regalos que luego no se han podido usar o que no les gustaba a sus propietarios.

Al final todo se trata de responder a las necesidades y queda claro que hay gente que quiere lógicamente adquirir productos de lujo, pero a un precio que puedan hacerlo. Las personas que tienen estos productos y ya no los quieren, por el motivo que sean, ya pueden no solo deshacerse de ellos, incluso pueden sacarse un dinero que nunca viene mal en una tienda web de lo más fiable.