Hora de empezar a tomarnos en serio nuestra salud bucodental

Cuidarnos engloba una serie de cosas que tenemos que tener en cuenta en todo momento para intentar que nada falle en nuestra vida y que tengamos la máxima cantidad de posibilidades de evitar problemas de salud de cualquier tipo. La verdad es que, a medida que pasan los años, más tenemos en cuenta la importancia que es mantenerse sano y guardar todas nuestras fuerzas para combatir al día a día en lugar de hacerlo contra los problemas de nuestro cuerpo. Y es que, de no cuidarnos como es debido, los problemas se nos acumularán más pronto que tarde.

Uno de los aspectos que tenemos que mantener siempre a raya es el que tiene que ver con nuestra salud dental, una de las grandes olvidadas cuando hablamos de estos temas. La verdad es que, en nuestro país, siempre nos ocurre lo mismo: nos damos cuenta de la importancia que tiene la salud dental cuando ya es demasiado tarde y cuando ya tenemos algún tipo de problema que nos amarga la existencia. Lo cierto es que un dolor de este estilo es muy molesto y puede generar, a su vez, muchos más problemas de los que creemos.

Veamos cuáles son las consecuencias de una mala higiene bucal, algo que viene reflejado en un artículo que fue publicado en el portal web de Vivir Más y Mejor, perteneciente al diario El Mundo. Según esto, son cuatro las grandes consecuencias:

  • La caries. El problema por excelencia de todas aquellas personas que no cuidan sus dientes.
  • Gingivitis, que es propio de las encías y que nos aterra.
  • Periodontitis, cuya última consecuencia es la pérdida de todos los dientes.
  • Seguramente, uno de los que más vergüenza nos provoca, sobre todo en contextos profesionales y formales.

El portal web Tu Canal de Salud, por otra parte, incidía en la necesidad de tener en cuenta una serie de consejos para mantener una boca sana.

  • El primero de ellos no era otro que el de mantener una higiene oral cepillándonos los dientes tres veces al día durante al menos tres minutos.
  • El segundo hace referencia a visitar al dentista ya no solo una vez al año, sino al menos una vez cada seis meses.
  • Por otra parte, un consejo fundamental: mantener una alimentación saludable y que no exceda los límites recomendados en azúcares.
  • Por último, la educación es elemental en los niños para mantener una boca sana.

Cualquier consejo para tratar de combatir todo tipo de problemas de índole bucodental es poco. Tenemos un problema en este país en lo que tiene que ver con el cuidado de este tipo de salud y es hora de que empecemos a tenerlo en cuenta. Los profesionales de una entidad como CML Odontólogos no dan abasto en los últimos tiempos. Y es que son muchas las personas que han empezado a solicitar sus consejos para tratar de cuidar de sus piezas dentales y conseguir, de este modo, un bienestar más que merecido.

El primer paso para una salud envidiable

El cuidado de nuestros dientes es solo el primer paso en el camino de disponer de una salud que realmente sea una referencia para todos aquellos que nos rodean. Numerosos estudios apuntan que tener unos dientes sanos tiene una importancia tremenda a la hora de evitar posibles enfermedades o molestias que se puedan derivar de un problema bucodental. Y es que es imprescindible asegurar el buen estado de nuestros dientes so pena de empezar a padecer problemas que, combinados con una mala salud bucal, nos pueden hacer la vida imposible.

Son muchas las personas que nos podrían contar de primera mano sus experiencias en el sentido que os venimos transmitiendo a lo largo de todo este artículo. Y es que no cabe la menor duda de que son muchas las que, a causa de padecer un problema dental, han visto como han tenido que hacer frente a fuertes dolores de cabeza y que incluso han aumentado el riesgo de padecer lesiones cardiovasculares. Puede parecer inverosímil, pero os aseguramos que la realidad es así y que se encuentra avalada por el estudio de numerosos expertos en el sector de la salud dental.

Por todo esto y por mucho más, está claro que tenemos que seguir cuidado de nuestra salud dental. Y quien no haya estado muy metido en ella hasta ahora debe empezar cuanto antes. La verdad es que no hay motivos para no hacerlo. Es nuestra salud la que está en juego. Y, como seguro que mucha gente se ha encargado de deciros, con esa salud no se juega lo más mínimo. Desde luego, apostar por cuidar de nuestra boca no solo nos hará mejorar nuestro bienestar, sino que además reforzará nuestra belleza y nos permitirá, en definitiva, presumir de muchas más cosas.