Ir a la óptica también es cuestión de moda

Ahora que llega el buen tiempo volvemos a acordaros del cuidado de nuestros ojos y hacemos bien pues es de vital importancia para evitar y prevenir lesiones oculares. Por este motivo es recomendable acudir a revisiones periódicas de nuestros ojos para no descuidarlos y no llevarnos ninguna sorpresa.

Acudir a revisiones oculistas nos permite controlar el estado de nuestra visión y nos avisa de posibles lesiones que de cogerlas a tiempo no tienen por qué suponer grandes problemas. Solemos acordarnos de ir a la óptica cuando llega el buen tiempo  normalmente para elegir unas gafas de sol nuevas que estén a la moda, y gracias a esta visita solemos encontrarnos con el ofrecimiento de una revisión óptica. No debemos desaprovechar esta oportunidad porque muchas veces no sabemos que tenemos la vista cansada, que sufrimos aunque sea en un grado mínimo de hipermetropía o astigmatismo… o similares. Tan importante es para la salud de nuestros ojos usar unas buenas gafas de sol que nos protejan de los rayos UVA como la utilización de gafas de vista o lentillas que ayuden a nuestros ojos a que no empeores posibles lesiones.

Pero no debemos crear un drama de esta situación, la utilización de gafas de vista no debe suponer un problema estético, hay una amplia gama de molduras, tipos, formas y colores para ir a la moda y resultar atractivos, interesantes, misteriosos, sexys… Hay que tener en cuenta que por mucho que nos puedan gustar unas gafas, ésas precisamente no tienen por qué quedarnos bien, esto dependerá de la forma de nuestra cara. Según dicen las personas con la cara ovalada tienen la suerte de poder ponerse cualquier tipo de gafa pues ese tipo de cara es muy agradecida. En el caso de las caras alargadas conviene una montura ancha para compensar la longitud de la cara. Si lo que tenemos es una cara triangular debemos huir de las gafas que agranden la parte superior de nuestra cara. Si se trata de una cara cuadrada deberemos optar por unas gafas ovuladas y en el caso de las caras redondas se recomiendan gafas de gran tamaño con ángulos marcados y bordes cuadrados. Otra cuestión es la elección del color de la montura. Se aconseja elegir un color igual o similar al de nuestro cabello, a la vez que también se puede optar por justamente todo lo contrario, buscar un contraste de colores que hagan destacar las características de nuestra cara.

Gafas o lentillas, opciones para todo el mundo

Pero si aun así no nos hacemos a la idea de llevar gafas, bien porque no nos gustan como complemento de moda, no nos encontramos a gusto con ellas o bien nos da vergüenza, siempre tenemos la opción de utilizar lentillas, no hay problema, además tenemos la posibilidad de comprarlas en packs para que resulten más económicas, lentillas desechables diariamente, semanales, mensuales…. Además tenemos la opción de comprarlas por internet como es el caso de la web opticompras.com, lo que nos facilitará mucho la vida.

En el caso de las lentillas no solo encuentran beneficios aquellos que se resisten a verse con gafas de vista, sino que cuentan con otros beneficios sobre todo para aquellas personas activas que realizan actividades deportivas, cosa que con el buen tiempo solemos hacer mucho más. Con las lentillas podemos realizar actividades de todo tipo, tanto en tierra como en agua, cualquier tipo de deporte como fútbol, baloncesto, tennis-padel, skate, running, escalada, barranquismo, kayak, piragüismo, buceo, submarinismo, skysurf, natación…deportes de todo tipo. Lo mismo ocurre con profesiones en las que se necesite llevar máscaras o cascos de seguridad como soldadores, bomberos, motoristas… resulta mucho más cómodo utilizar lentillas que llevar gafas que molesten debajo de estos utensilios.

Otro aspecto que diferencia las lentillas de las gafas de vista es que las primeras más o menos tienen el mismo precio independientemente de la marca variando más que nada según la cantidad de lentillas del pack y la fecha de su caducidad. Por lo que se refiere al precio de las gafas de vista éste depende tanto del tipo y calidad de los cristales que se utilicen, así como de la marca de las monturas, ésta puede ser de marca blanca, o sea, la marca de la propia óptica, o cualquier otra marca, que las hay muchas y de muchos precios.