La llamativa relación entre perder pelo y una mala salud bucodental

Quizás no lo sepas, pero hay una relación directa entre la caída del pelo y una mala salud bucodental. Y más concretamente con la alopecia areata. Se trata de una dermatitis que provoca la caída del pelo en determinadas zonas del cuerpo. Una enfermedad que la padece un 1,7% de la población. Lo más habitual es perder el pelo en la cabeza, pero también se da en zonas como las axilas, piernas o brazos. Aunque lo más curioso es que existe una relación directa con posibles infecciones en la boca.

Puede afectar a ambos sexos y aparecer en cualquier época de la vida, aunque se producen más casos en niños y adolescentes varones. Los expertos están convencidos de que uno de los motivos que pueden provocar su aparición es una infección oral como por ejemplo una caries. Pero la cosa puede ir a peor si se trata de enfermedades como la gingivitis. Los especialistas señalan que los glóbulos blancos pueden llegar mediante el torrente sanguíneo a todo el organismo y de esta forma “atacan por error” determinados folículos pilosos ocasionando así la pérdida de pelo.

La causa dental es uno de los varios factores que pueden provocar este tipo de alopecia. La cura en este caso pasaría por acabar con la infección oral que está causando la destrucción de los folículos. ¿Qué podemos hacer en este caso? Pues está claro, cuidarnos mucho la boca y acudir a un profesional.

Tratamientos

Las enfermedades pueden provocar que perdamos piezas dentales. En ese caso, lo mejor será ponernos las prótesis dentales. Una solución de extraordinaria funcionalidad y eficacia ante la pérdida de una o varias piezas dentales como consecuencia de la degeneración y atrofia de la estructura ósea que los sostiene, de la enfermedad periodontal, por traumatismos o por caries. La principal diferencia entre las prótesis dentales que ofrece el mercado en la actualidad está en el hecho de que puedan o no extraerse, lo que repercute directamente sobre el nivel de sujeción que proporcionan. De esta manera, en la clínica dental Mavident apuestan por dos tipos de prótesis dentales: las prótesis fijas y las prótesis removibles.

Prótesis Dental fija

La Prótesis Dental fija o definitiva se realiza mediante la colocación previa de implantes que se fijan al hueso maxilar y sobre los que posteriormente se atornilla o fija la nueva dentadura, recuperando toda la funcionalidad de una dentadura normal. Su grado de sujeción es muy alto, igualando en funcionalidad, prácticamente, a un diente natural.

Prótesis removibles

Por otro lado, en personas de avanzada edad, cuando la ausencia de piezas es total, las prótesis removibles son una opción muy cómoda y económica. Este tipo de prótesis puede recibir el apoyo de los dientes mediante ganchos o bien apoyarse directamente en las mucosas de la boca. Durante el día, permiten devolver la funcionalidad y estética a una boca sin piezas dentales y, por la noche, al ser extraíbles, se hace más sencilla su limpieza.

Ya has visto que los estudios dicen que hay relación entre la pérdida de pelo y una mala salud bucodental. Y es que esto no trae nada bueno. Si ya sabemos que una mala dentadura te hace perder puestos de trabajo y posibilidades de encontrar al amor de tu vida, ahora también somos conscientes de que podemos quedarnos calvos y calvas, porque afecta tanto a hombres como mujeres.

La conclusión positiva es que si evitamos la infección acabaríamos también con la caída localizada del cabello y por tanto se curaría la alopecia. Según una investigación realizada por unos expertos en la Universidad de Granada el proceso tardaría unos 6 meses si la infección no ha avanzado demasiado y no ha inutilizado los tejidos pilosos. Un tratamiento tardío de la infección dental puede provocar que los glóbulos blancos provoquen un daño irreversible en los folículos pilosos que termine por inutilizarlos y provocar que la pérdida del cabello sea ya irreversible.

“Hemos comprobado que la localización de las placas peládicas de origen dental no siempre coinciden. En general, aparecen en el mismo lado del origen dental, encontrándose en dientes maxilares por encima de una línea trazada a lo largo de las comisuras labiales en cuero cabelludo, barba e incluso cejas; pero en ocasiones se encuentran lejos del foco infeccioso”, afirman Gil Montoya y Cutando Soriano.

Así pues, si quieres mantener un pelo fuerte y robusto, lo que tienes que hacer es cuidar tu boca. Ya sabes que por la boca llega y se va la enfermedad.

Deja una respuesta