La lucha contra la naturaleza

Nacemos, crecemos y morimos. Tal vez esa sea una de las verdades más reales y catastróficas que hay en nuestro planeta, pero gracias a ella sobrevive nuestra población. Sin embargo, ese miedo a envejecer, que no sé si viene acusado porque ese envejecimiento significa que se acerca tu hora o porque parece que si hay arrugas no hay belleza, ha provocado siempre que el ser humano investigue como parar el envejecimiento. De hecho, cada año se gastan millones de euros para conseguir este propósito.

Hoy por hoy contamos con cremas, tratamientos e incluso suplementos alimenticios y medicamentos para combatir el envejecimiento (algunos más fiables que otros) pero lógicamente aún no se ha ganado la batalla, ni creo que se haga, porque si se consigue, este mundo colapsaría en cuestión de meses. Pero ese es otro tema.

Mientras tanto, seguimos intentando cumplir años sin que se nos note, ni en nuestro estado físico ni en nuestra estética, aunque lo de la estética parece que preocupa mucho más. Hoy, vamos a ver cuáles son los mejores tratamientos contra el envejecimiento.

Tratamientos

V Lifting: se trata, básicamente, de aplicar AH (Ácido Hialurónico) para reponer el volumen perdido en el rostro. El especialista suele buscar lugares estratégicos donde inyectarlo, y estos suelen ser pómulos en la mayoría de los casos, y labio superior para evitar las arrugas en la zona del bigote y alrededor de la sonrisa. Tan solo hace falta una sesión para obtener resultados que duren un año.

Full Face: algo similar al V Lifting pero que se aplica en todo el rostro. Suele usarse toxina botulínica, rellenos de AH, luz pulsada y peelings para las manchas que aparecen con los años. Se trata de eliminar arrugas, reafirmar el rostro y borrar las pecas ocasionadas por la edad. Hay que repetir el tratamiento cada 12 meses.

Dispositivo ageLOCMe®: un sistema antienvejecimiento revolucionario en el que la compañía ha investigado profundamente. Su acción se centra en combatir los supermarkers, componentes de la bioquímica humana que influyen en la manera en que la piel envejece consiguiendo minimizar aquellos signos del envejecimiento facial que más preocupan, reafirma la piel y estimula la renovación celular, para dejar el rostro firme y terso.

Tetrasod®: un suplemento alimenticio a base de fitoplancton marino que previene el estrés oxidativo, un proceso que es el causante del envejecimiento de nuestras células. El tetrasod tiene una capacidad antioxidante comprobada que supera, notoriamente, a la de superalimentos como las bayas de goji.

Plasma rico en plaquetas: es un tratamiento que se extiende por el rostro mediante inyecciones, igual que el bótox, pero su finalidad es muy diferente. Lo que hace este tratamiento es liberar factores de crecimiento que estimulan las células de nuestros tejidos faciales produciendo colágeno y elastina, pues la falta de los mismos es una de las principales causas que provocan arrugas.

Hilos tensores de plidioxanona: tratamiento que evita la flacidez gracias a su efecto de retirar el lado contrario de la caída. Lo que hacen estos hilos es producir un efecto ascendente para levantar de nuevo la zona, pero es importante combinar este tratamiento con mesoterapia y aminoácidos para aumentar su durabilidad.

Cremas

Puede que las cremas sean los primeros productos, y los más vendidos, para lugar contra el envejecimiento del rostro. Hablamos de las llamadas cremas antiage, tan conocidas y demandadas por todo el mundo. Gracias a sus fórmulas especiales, estos productos son de lo mejor para mantener tu dermis protegida contra los efectos de la edad. Veamos una lista con algunas de las más recomendadas:

  • Crema regeneradora Estée Lauder, para un uso diario, muy nutritiva.
  • Gel para ojos Énergie de Vie, de Lanôme, que debe usarse por las mañanas para suavizar el contorno de ojos.
  • Serum anti-edad intensivo, de Murad, para aplicarlo en el cuello y evitar su flacidez.
  • Renovador de piel de Elisabeth Arden. Lo ideal es aplicarlo una vez cada 12 horas aproximadamente, pero no es necesario que sea a diario, sino cuando tu piel lo necesite.

Medicina Antiaging

Este nuevo concepto, que parece recién sacado del horno, lo que viene a decir es lo que ya sabemos:

  • Ten un alimentación saludable.
  • Haz ejercicio físico moderado.
  • Ten un correcto descanso diario.
  • Ten una mentalidad positiva ante la vida.
  • Y practica la prevención de riesgos y enfermedades.

Además, la medicina antiaging, promueve el consumo de ciertos alimentos antienvejecimiento como los frutos rojos, las verduras, el cacao puro y la canela.

Y tú… ¿cuál es tu truco?