Poner la lavadora en casa está pasado de moda

Poner la lavadora es un auténtico latazo. Te pasas el día trabajando y al llegar a casa, encima, has de continuar. No puedes ni descansar. Si no comes en casa, solo duermes, cuando duermes en casa y tu vida en el hogar se limita al finde, a zampar en el sofá y a dormir la mona. Pero claro, aunque vivas solita y apenas ensucies, la ropita, hay que lavarla. Y si no se junta, que de eso sabes un rato, y luego, no puedes con todo. ¡Cuántas veces te habrás paseado sin bragas por la ciudad! Y es que las graguitas del bikini tampoco son infinitas. Y lo mismo ocurre con las parejas, con las familias, y con todo ser humano que, a falta de pelo que lo proteja, se ve obligado a vestirse. De eso no se libra nadie. Claro, que este articulo lo escribe una single y cada uno tira por lo suyo. Pero no se enfaden, que soy consciente de que es mucho peor en el caso de las familias, que han de poner la lavadora casi a diario, y no sé ni porque he puesto el casi. Pero el caso es que a las solteras como que nos apetece menos eso de lavar la ropa y el resto de las tareas del hogar. Tenemos más tiempo libre y queremos disfrutarlo.

Este post, está especialmente dirigido a todas aquellas personas solteras o casadas, con pareja o si ella, con hijos, sin hijos, para los que viven con compañeros de piso, para los abuelos y abuelas, para los recién divorciadas, en fin, para todos los que están hartos de perder el tiempo con algo que puede hacer otro, como decían en aquel capítulo de los Simpsons, para los que quieren disfrutar de su tiempo libre. Para esas personas de hoy en día, modernas, cosmopolitas, que viven con las maletas hechas y necesitan su espacio para algo más importante que una lavadora. Para todas aquellas personas amantes de hacer dos cosas a la vez. Pero también para las ahorradoras y sobre todo, para los ecologistas. Porque la lavandería de autoservicio, amigos y amigas, constituye una forma de lavar mucho más ecológica y económica que la manera tradicional. Es decir, en casa. ¿Qué no te lo crees?

Ahorro a todos los niveles

Hemos estado hablando con una de las principales empresas especializada en la gestión y venta de lavadoras industriales y todo tipo de maquinaria para lavandería más valoradas del país, y aseguran, que cada vez se abren más lavanderías de autoservicio. Se trata de Lavatur, y trabajan con todos los sectores que necesiten este servicio, como el sector turístico, estudiantes, ejército, residencial, etc. En Lavatur, trabajan únicamente con equipos altamente eficientes y tienen lavadoras y secadoras industriales para lavanderías, lavadoras de monedas, lavadoras profesionales con más de 10 kg de capacidad, equipos complementarios, accesorios, etc.

Y es que además de lavar la ropa, también hay que secarla, ya sea al aire libre, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan o en la secadora, con el gasto que ello supone. Y lo peor es cuando en casa no hay sitio para tenderla y has de ocupar la cocina, el baño, o incluso la habitación o el salón cuando no hay sitio en otra zona o la casa es pequeña. Esto ocurre mucho en los apartamentos, los preferidos de los singles, que no hay que olvidar que hoy, son muchos.

En las pelis americanas lo vemos. Y es que es súper típico allí. ¿Porqué ocupar espacio de una casa minúscula o gastar agua y electricidad, además de jabón, y perder el tiempo en hacer algo que se puede hacer en poco más de una hora? Las casas de hoy, son mucho más pequeñas. Un montón de personas viven solas y los expertos dicen que con el tiempo serán muchas más. La lavadora ocupa un espacio que se puede aprovechar para otras cosas.

Por otro lado, en algunas ciudades del país, si no tienes secadora estás perdido durante los meses de invierno, en especial si no tienes sitio para tenderla fuera. La ropa puede llegar a secar días y días y en ocasiones, pilla un olor a humedad que da mucho asco.

Todo son ventajas

1. Ahorras tiempo

Un lavado sintético a 40º y a plena carga (entre 3 y 4 kg de ropa) tarda 1 hora y 28 minutos de media, según indica la OCU y además hay que esperar a que termine el programa.

2. Más ecológico y mejor para tu bolsillo

La lavadora de casa tiene un consumo de agua y de electricidad muy alto. Consume al año 254 kWh y representa el 11,8 % de la factura eléctrica, según los datos ofrecidos por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

3. Más higiénico

Según relató a la revista Time Kelly Reynolds, investigadora de gérmenes y profesora asociada de salud ambiental de la Universidad de Arizona, “un solo gramo de materia fecal contiene millones de virus” y “a pesar de con qué asiduidad te limpies, la ropa interior de la mayoría de personas tiene como promedio una décima parte de un gramo de residuos fecales”, tal y como aseguró Chuck Gerba, también profesor de microbiología en la Universidad de Arizona.