Adiós a las “patas de gallo”

Creo que fue a partir de los treinta cuando las temidas patas de gallo empezaron a aparecer. La verdad es que no puedo quejarme demasiado porque entre mis amistades yo fui a la que más tardaron en llamar a la puerta. He leído que el hecho de que me sobren un par de kilos y de que tenga la piel grasa ha contribuido a que haya tenido la piel tersa por más tiempo pero la realidad es que al final aquí estoy, en el mismo punto que las demás, con esas arruguitas que se me hacen al final de los ojos cuando río y ¿sabéis qué? No me gustan.

Y es que, conforme pasan los años, la piel se hace más fina y más seca y se empiezan a formar arrugas, es normal, es edad… ¿pero a quién le gusta que se note esa edad? Escucharéis por ahí eso de “la arruga es bella” y puede que sea verdad en mujeres y hombres de cierta edad. En una ocasión conocí a una señora en la boda de mi prima, que tendría unos 60 años, y que se conservaba estupendamente. Tenía un cuerpo envidiable, de verdad, pero las arruguitas se notaban. Llevaba el pelo cano e iba muy bien maquillada y os puedo asegurar que esas arrugas le quedaban bien, lo digo en serio, la hacían más interesante, atractiva, pero con 60 años, no con 30.

El caso es que yo, sintiéndolo mucho por mi bolsillo porque me voy a dejar un buen dinero en el tratamiento, he decidido ponerme en manos de la dra. Cecilia Rodríguez que dicen que es de lo mejorcito en estética ocular y es eso lo que necesito: una buena profesional que me ayude a  eliminar o disimular mis pata de gallo ahora que puedo, antes de que le huella sea tan profunda que no haya remedio.

Pero no os creáis que he llegado hasta ahí por dejadez o por comodidad, de eso nada, que yo antes de preguntar por la cirugía de ojos lo primero que hice fue probar un montón de remedios caseros, estilo la Botica de la Abuela. Y bueno, he de reconocer que algunos de ellos ayudan a disimular y retrasar su aparición, pero eliminarlas imposible. Aun así, si no se os notan mucho, podéis usar algunos de estos consejos para ayudaros a alargar más su aparición total.

shutterstock_69704524reducida

Algunos Consejos

Usa gafas de sol muy oscuras. Así evitarás que el sol de directamente en esa zona del rostro y ya sabéis que el sol estropea muchísimo la piel. Además, si nos da el sol de cara y no llevamos gafas de sol, es posible que entrecerremos los ojos, lo cual arruga la piel alrededor de ellos y hace que empiecen a salir patas de gallo por todas partes.

Aguacate, Aceite de almendras o Gel de Salbia. Elige uno de estos tres ingredientes y póntelo alrededor de los ojos cada día, siempre tras limpiar bien la piel. Déjalo actual unos 20 o 30 minutos y retíralo.

Agua Minera. Beber mucha agua mineral diariamente ayuda a tener hidratada la piel desde dentro y eso es genial para combatir las arrugas.