Porque te Gusta Cuidarte
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Comprar una vivienda nueva o rehabilitar: pros y contras

Estamos en una situación complicada a la hora de decidir. Seguro que ha pasado por tu cabeza esta pregunta. ¿Compro una vivienda nueva o una de segunda mano y la hago reformas? Pues bien, como todo en la vida, es cuestión de mirarlo de una forma o de otra. Lo primero que tenemos que hacer es una balanza de pros y contras, y luego analizarlo con cabeza. Y es que antes de comenzar con el artículo, mi recomendación es que te relajes, que pongas música clásica de fondo y tomes un papel y un boli. Si eres más moderno una tabla de Excel con todos los datos y tenemos que analizar el precio de la vivienda actual. Dos columnas, una de beneficios de comprar una vivienda nueva y otra de hacerlo con una de segunda de mano.

Y lo tienes que hacer de corazón y con cabeza. Seguro que con esto ya das un primer paso para saber lo que tienes que hacer. Si no lo tienes claro, pues es el momento de seguir leyendo este artículo. Nosotros te vamos a dar una serie de pautas, siempre positivas, para que veas cuáles son los beneficios de una manera y de otra. Está claro que los pros, son lo contrario. Así que toma nota y tú decides.

Beneficios de comprar una vivienda nueva

Mayor garantía de calidad

Las viviendas de obra nueva suelen contar con materiales y acabados de última generación, lo que garantiza una mayor durabilidad y calidad en comparación con las viviendas de segunda mano. Estos datos son los que nos ofrecen desde la empresa Geneop, una empresa de construcción en Madrid Capital. En este caso, ellos realizan la actividad principalmente en las áreas de: Edificación y Rehabilitación de Edificios.

Personalización

Al comprar una vivienda de obra nueva, es posible elegir entre diversas opciones de distribución, acabados y materiales, permitiendo adaptar la vivienda a las necesidades y gustos personales.

Menor coste de mantenimiento

Al ser una vivienda nueva, los costos de mantenimiento suelen ser menores en comparación con una vivienda de segunda mano, ya que no se requieren reparaciones o remodelaciones inmediatas.

Eficiencia energética

Las viviendas de obra nueva suelen contar con un mejor aislamiento térmico y acústico, así como con sistemas de calefacción y ventilación más eficientes, lo que se traduce en un menor consumo de energía y, por lo tanto, en un ahorro en las facturas de servicios.

Posibilidad de financiamiento

En muchos casos, los promotores inmobiliarios ofrecen facilidades de financiamiento para la compra de viviendas de obra nueva, lo que puede facilitar el acceso a la vivienda propia.

Promociones y extras

Al comprar una vivienda de obra nueva, es común que los promotores ofrezcan promociones y extras adicionales, como mobiliario, electrodomésticos o servicios de decoración, lo que puede resultar en un ahorro adicional para el comprador

Beneficios de comprar una vivienda de segunda mano y reformarla

Precio más asequible

Generalmente, las casas de segunda mano son más baratas que las nuevas, lo que puede permitirte adquirir una propiedad en una ubicación deseada a un costo más bajo.

Potencial de revalorización

Al reformar una vivienda de segunda mano, tienes la oportunidad de aumentar su valor a través de mejoras y actualizaciones, lo que puede resultar en una inversión rentable a largo plazo.

Personalización

Al comprar una casa de segunda mano, tienes la libertad de personalizarla según tus gustos y necesidades, creando un espacio que se adapte a tu estilo de vida.

Ubicación establecida

Las viviendas de segunda mano suelen estar ubicadas en barrios ya establecidos, con acceso a servicios, transporte público, tiendas y otras comodidades, lo que puede brindarte una calidad de vida inmediata.

Carácter y encanto

Muchas viviendas antiguas tienen características arquitectónicas únicas y encanto histórico que pueden generar un ambiente acogedor y especial una vez reformadas.

Reducción del impacto ambiental

Al rehabilitar una vivienda existente en lugar de construir una nueva, estás contribuyendo a la sostenibilidad y la reducción del impacto ambiental en comparación con la construcción de una nueva vivienda.

Potencial de ahorro en impuestos

Algunos países ofrecen incentivos fiscales para la compra y renovación de propiedades existentes, lo que podría significar un ahorro significativo a la hora de reformar una vivienda de segunda mano.

En resumen, comprar una vivienda de segunda mano y reformarla tiene el potencial de ser una inversión rentable, permitirte personalizar tu hogar y brindarte la satisfacción de transformar una propiedad existente en el hogar de tus sueños.

Eso sí, una cosa antes de terminar es que para evitar las desviaciones de precio, tienes que confiar en empresas que como GENEO cierra el precio en función de un proyecto, planificando la obra antes de iniciarla con el fin de conseguir hacer las obras con el mínimo coste posible.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Perfumes de marca blanca

  ¿A quién no le gusta oler bien? Supongo que alguien habrá con gustos extraños o extravagantes pero por lo general

Higiene íntima

La higiene íntima en la mujer tiene unas características distintas a las de cualquier otra parte del cuerpo y requiere por

Galeria
Scroll al inicio