Detalles que marcan la diferencia en un hogar

Llega el verano y es el momento de celebrar cenas y comidas familiares y con amigos. Ya sabemos que lo importante es pasarlo bien, pero también es cierto que son muchos los ojos que van a pasar por tu casa. Por eso, todo tiene que estar preparado con todo tipo de detalles. Y es que son esos detalles los que marcan la diferencia, y más en una casa. Hoy te vamos a dar una serie de consejos para que puedas ser la anfitriona 10. Al día siguiente, todo el mundo hablará de ti, pero para bien.

Recibimiento con una bebida

Llaman a la puerta y ya están los invitados. Les das los besos (si el protocolo COVID-19) lo permite y es el momento de acogerlos. Pues bien, la mejor manera es que les recibas con una bebida. Ya sea un vino, una cerveza, un vaso de agua o un refresco. Si ya les pones un aperitivo será el mejor de los recibimientos. Ayuda a tus huéspedes a deshacerse del estrés del viaje con una bebida de bienvenida, fresquita en verano o calentita para los días de frío.

Copas de vino

Si vas a celebrar una comida o una cena, no solo la comida tiene que estar de 10, también lo tienen que hacer los detalles. Por eso, una gran recomendación es que la vajilla marque la diferencia. ¿Cómo lo puedes conseguir? Pues por ejemplo poniendo copas personalizadas. Cristafiel tiene copas grabadas con actos especiales o con nombres. Hay que tirar de las copas más finas y delicadas para estas ocasiones en las que la elegancia es imprescindible. Triunfa con un regalo que viste la mesa y la vista. Y es que si tú les das una copa con su nombre, te convertirás en el mejor anfitrión.

Prepara una cama para invitados

Ya sabemos cómo son estas cenas de amigos. Muchas veces se alargan demasiado y no miramos el reloj. Por este motivo, y más si hemos bebido y no podemos coger el coche, hay que tener una habitación para invitados. Ya sé que esto depende de muchos factores. Por ejemplo del tamaño de la casa o de si tenemos hijos, pero si se da la circunstancia puede ser uno de los mejores detalles. Tanto si tienes una habitación de invitados como si de lo que dispones es de un cómodo sofá o sofá-cama en el salón, lo importante es que tus huéspedes duerman bien. Así que haz que este espacio resulte lo más acogedor posible.

Zapatillas a la entrada

Otro de los detalles que harán que se sientan como en su casa, es que les pongas unas zapatillas. Bien es cierto que es una cosa personal, y que incluso mucha gente tendrá cierta reacción a quitarse los zapatos, sobre todo si sabe que le huelen los pies. Pero está claro que es un gesto muy acogedor. Unas zapatillas mullidas hacen que las visitas se sientan como en casa y a ti no te supone nada tenerlas en tu pequeño kit para invitados. ¿Te atreves a hacerlo?

Flores y plantas

Dicen que los perros son los mejores amigos de las personas. No lo pongo en duda, pero yo también diría que habría que analizar el papel que juegan las plantas y las flores en las casas. Y es que parece que cuando las tenemos todo es diferente. Nuestra recomendación es que pongas flores y plantas en aquellos lugares que veas un poco fríos o rincones un poco solitarios. Ya verás cómo se convierten en espacios alegres y acogedores que aportan vitalidad entre tus amigos.

Aromas en una casa

Pero sin duda, si después de una fiesta o de una velada algo se queda en la mente, es el olor que había en esa casa. Seguro que te ha pasado que recuerdas alguna familia porque te evoca un olor agradable. O por no entrar en detalles, todo lo contrario. Por este motivo te recomendamos que tires de aromas para tu hogar. Te aconsejamos centrarte en el olfato y poner el aroma que más te guste en algunos de tus espacios. Los que más se usan son la vainilla o lavanda pero hay una enorme gama de fragancias. ¿A qué te gustaría que oliera tu casa?

Ahora ya sabes más detalles que marcan la diferencia. Si cumples con estas premisas, estamos seguros de que la próxima reunión de amigos será para recordar. El ser un buen anfitrión está en tus manos. Seguro que cumples con creces y te lleva el 10.

Deja una respuesta