Porque te Gusta Cuidarte
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Joyas: una relación directamente proporcional entre su aparición en redes y sus ventas

La relación entre la moda y la joyería siempre ha sido muy estrecha. Y en el momento en el que nos encontramos no es menos. Son dos elementos que tradicionalmente han sido considerados básicos para cultivar la belleza de una persona y para sacar el máximo partido posible del físico de esa persona. Lo cierto es que son dos elementos que funcionan muy bien para ello, lo cual les ha proporcionado una reputación muy buena que se extiende hasta nuestros días. Además, se trata de una pareja que se ha adaptado a la perfección a los nuevos tiempos y dotando de posibilidades también a los hombres cuando tradicionalmente el foco de atención siempre ha estado puesto en las mujeres.

De esos dos campos, nos vamos a quedar con el de la joyería y los complementos, que además ha ido evolucionando de una manera realmente positiva al haberse convertido en un sector cada día más accesible para la gente. Si habéis visitado una joyería recientemente, habréis visto que hay objetos para todos los gustos y con precios muy diversos, lo cual era más extraño en épocas pasadas. Esto le ha dado una nueva dimensión al sector, que no solo ha conseguido superar las diferentes crisis económicas que ha ido planteando el siglo XXI sino que, además, ha sido capaz de reinventarse y de ser uno de los más prolíficos de la economía española en la actualidad.

Pero es que ahí no acaba esa adaptación del negocio joyero a los tiempos que corren. Estamos hablando de un conjunto de negocios que también están apostando por el reciclaje de materiales, algo que como sabéis es bastante habitual prácticamente en todas las actividades comerciales que realiza el ser humano. Según lo que apuntan diversos expertos en el sector y lo que hemos podido descubrir gracias a algunos medios de comunicación, el oro reciclado se ha convertido en uno de los elementos indiscutibles para el joyero. Y es que nadie se debe quedar al margen en lo que tiene que ver con la sostenibilidad, que no tiene por qué excluir al lujo ni mucho menos.

La accesibilidad de los negocios ligados a la joyería ha sido potenciada de una manera muy interesante desde varios campos. Lo hemos visto en el precio, en el uso de materiales reciclados, en el público al que van dirigidos sus productos… y ahora también se ha visto reforzada con la presencia de las joyerías en redes sociales muy aptas para reforzar la venta de sus productos, como es el caso de Instagram. En la joyería Lorena que dispone uno de los grandes catálogos de joyas por internet, por ejemplo, han ido viendo cómo crecían sus ventas a medida que construían y dotaban de contenido a su perfil. Sin duda, ese ha sido un paso fundamental para terminar de completar ese ejercicio de accesibilidad universal del que venimos hablando para el negocio de la joyería.

Un tipo de producto idóneo para la actualidad

Las joyas constituyen una de las grandes necesidades de la gente a día de hoy. Ya sabéis que vivimos en una sociedad que prioriza la imagen por encima de todas las cosas y que esa imagen depende muchas cosas, entre ellas los complementos que se portan. No es de extrañar, por tanto, que la joyería sea una de las preferencias para potenciar nuestra imagen. Los colgantes suelen ser los preferidos y, en el caso de las mujeres, también es importante el papel del que disponen los pendientes. Cuanto más cerca se encuentre la joya de nuestra cara, más relevancia se dice que suele tener para el cuidado de nuestra imagen.

Sin embargo, conviene no olvidarse de que elementos como los relojes o las pulseras también tienen su relevancia. Es verdad que son elementos que destacan mucho más cuando el contacto entre las personas es presencial y no a través de redes sociales, pero no es menos cierto que dos elementos como estos ofrecen un determinado status para las personas que las portan. Y eso siempre va a ser interesante que sea cuidado por nuestra parte. Nunca ha de menospreciarse la relevancia que tienen las joyas para el desarrollo de la imagen de la gente. Aunque creamos que no van con nosotros o nosotras, os podemos asegurar que habrá modelos o estilos que se corresponda con lo que realmente somos y con lo que queremos.

La joyería es un negocio que tiene mucho futuro principalmente por esa importancia que ha adquirido la imagen en un mundo como el actual. Y estamos seguros de que se va a mantener esa tendencia de cara a los años que están por venir. Cada vez existe una mayor conciencia al respecto de lo que puede aportar un anillo, una pulsera o un colgante para hacernos destacar entre el resto de personas que forman parte de nuestro entorno. Eso solo nos va a proporcionar ventajas. ¿Alguien se atreve a ponerlo en duda?

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Perfumes de marca blanca

  ¿A quién no le gusta oler bien? Supongo que alguien habrá con gustos extraños o extravagantes pero por lo general

Higiene íntima

La higiene íntima en la mujer tiene unas características distintas a las de cualquier otra parte del cuerpo y requiere por

Galeria
Scroll al inicio