Alimentos para aliviar la caída del cabello

Otro día con el cepillo lleno de pelos, con la almohada con otros tantos o con el molesto pelito que se queda atrapado en la camisa. La caída de cabello es común, pero resulta molesta e incluso está mal vista. Aunque dice el refrán que en la época de la berenjena, la mujer pierde la melena, sí es cierto que la toma habitual de algunos alimentos alivia la caída de pelo. Que somos lo que comemos no es ningún secreto: cualquier tipo de alimentación, más o menos sana, se ve reflejada en el cuerpo… y también en el pelo.

La caída del cabello es imposible de eliminar por completo, ya que se trata de un proceso natural de renovación periódica de cabello; cada día se pierden al menos 100 pelos. El problema viene cuando se pierde demasiado. Aún así, siempre puede lucirse una melena más sana gracias a una alimentación indicada para ello. Y una buena alimentación implica la adquisición de determinados nutrientes que se dirijan directamente a lo que nos interesa.

¿Cuáles son esos nutrientes? Los alimentos ricos en hierro, por ejemplo, ya que en ocasiones la caída de cabello es debida a una leve anemia. También todo el grupo de la vitamina B actúa sobre el cabello. Y el selenio, un oligoelemento (es decir, que es necesario en cantidades muy pequeñas), también sirve para mejorar la salud capilar. Por otra parte, Txumari Alfaro, experto en medicina natural, insiste en el consumo de las vitaminas B1, B2, B3 y B6  y enumera otras tantas para la afección de la alopecia seborreica: la vitamina A, E o C también combaten la pérdida de cabello. Además, Alfaro también recomienda una dieta pobre en grasas.

Pero pasemos a la práctica: ¿qué alimentos son los más indicados para combatir la odiosa caída de cabello?

  • Legumbres: lentejas, guisantes, habas, garbanzos… serán grandes aliados para fortalecer el cabello. Por el motivo de que contienen hierro y vitamina B, justo dos de las sustancias que más ayudan en el fortalecimiento del pelo.
  • Pescado: B12, B6, B3… El pescado reúne grandes cantidades de vitaminas del grupo B. ¡Justo lo que necesitamos! Los más ricos en este nutriente son la caballa, las sardinas, el salmón, la trucha, las anchoas, el atún, el bonito… Además también cuentan con otros nutrientes importantes como el fósforo o la vitamina D, nada despreciables para llevar una dieta equilibrada.
  • Verde, mucho verde: del mar… al huerto. Las verduras reúnen por separado muchas propiedades, y entre esas muchas propiedades, la vitamina B y otras cuya ingesta coincide en los beneficios para el cabello: acelgas, espinacas, canónigos, brécol, endivia y lechuga harán un favor a tu pelo.
  • El secreto de las nueces de Brasil: como se ha indicado anteriormente, el selenio es uno de los oligoelementos que requiere el cuerpo… y el cabello. Esta sustancia se encuentra en las nueces de Brasil. Si fuera difícil encontrar este alimento, no hay problema, porque también son ricos en selenio todos los alimentos derivados del germen de trigo seco.

Aunque estos alimentos vayan dirigidos a un fortalecimiento del cabello, no hay que olvidar que suponen un complemento a una dieta sana. ¡Y a lucir pelazo este invierno!

Deja un comentario