Porque te Gusta Cuidarte
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo elegir un oncólogo?

A la hora de elegir un oncólogo o centro oncológico, hay que tener en cuenta que estamos ante una decisión donde es necesario optar por un sitio que tenga buena fama y experiencia, pues como nos dicen los profesionales de ivo.es, está en juego nuestra salud.

Pensemos que la noticia del diagnóstico de cáncer es posible que sea abrumadora y va a necesitar cierta orientación de cara a poder ayudar a la toma de decisiones sobre un mejor aborde de la situación.

Los tipos de oncólogos

Estos profesionales son unos médicos que se encargan de tratar una atención médica a las personas que cuenten con cáncer. Vamos a conocer las clases principales de oncólogos:

Oncólogos médicos

Hablamos de unos médicos que lo que hacen es tratar cánceres de tumores sólidos, caso de los de pulmón, colon o mama, usando medicamentos, quimioterapia, terapia dirigida, etc.

Oncólogos hematológicos

Son unos médicos que abordan el tratamiento de la leucemia, linfoma y demás cánceres que se producen en la sangre.

Radiooncólogos

Son unos profesionales que tienen capacidad para el tratamiento del cáncer con radioterapia que usa rayos x, de gran energía para dañar con células cancerosas.

Oncólogos quirúrgicos

Son médicos que hacen intervenciones de carácter quirúrgicos para el tratamiento el cáncer, incluyendo lo que es la extirpación de los tumores o los tejidos que estén afectados. Son cirujanos que pueden hacer biopsias para la ayuda del diagnóstico del cáncer.

Cómo elegir un oncólogo

Lo primero que hay que atender es que al buscar un especialista se empieza con un proveedor de atención primaria que va a remitir a un oncólogo médico. De esta forma podrá contactar con un equipo multidisciplinar que va a colaborar para ofrecer una atención integral.

Cuando se tiene que elegir un proveedor de servicios oncológicos, hay que elegir una serie de puntos clave:

Preguntar por el enfoque

No existen dos profesionales de la oncología es que sean iguales. Por todo ello hay que asegurar en enfocar el médico con un diagnóstico de cáncer en concreto. Averiguando el tratamiento de la enfermedad del cáncer.

La importancia de la certificación

Los expertos certificados por el consejo cuentan con una formación extra en el área especializada.

Comprobar el estilo de comunicación

El médico cuenta con una forma distinta para pode transmitir lo que es la información. Las reuniones iniciales con un oncólogo, prestar atención a la forma en que se comunica. Hay que ser lo más abierto y con la honestidad posible sobre lo que son los pensamientos y sentimientos.  Esto es fundamental para la garantía de que se pueda recibir la atención más individualizada que sea posible.

Explorar los ensayos clínicos

Preguntar al médico si va a poder participar por los ensayos clínicos, donde un estudio de investigación para la prueba de tratamientos nuevos que sean avanzados contra el cáncer.

El médico informa de qué forma le va a beneficiar un ensayo de tipo clínico, en especial si se diagnostica una forma rara o que sea avanzada de cáncer.

Encontrar la especialidad que sea adecuada

Todos los oncólogos tienen capacidad para el tratamiento y diagnóstico del cáncer, donde no todos van a contar con experiencia en esta clase de cáncer. Antes de la primera cita, lo mejor es preguntar por la experiencia del profesional de la medicina en el tratamiento del tipo de cáncer. En la consulta inicial, hay que preguntar cómo enfocar el tratamiento.

Buscar servicios

Lo mejor es que la clínica oncológica vaya a poner en contacto con programas para pacientes y grupos de apoyo a la hora de orientar, tanto durante como después del tratamiento.

Entender los aspectos a nivel financiero

Si tenemos un oncólogo que pueda trabajar de forma estrecha con los seguros y servicios de asesoramiento financiero.

¿Qué hace un oncólogo?

Los oncólogos tienen distintas funciones, pero como trabajo principal está la gestión del curso de atención en el diagnóstico y el tratamiento

Explicación del diagnóstico de cáncer, donde se incluirá el estadio y la tipología.

Control de los síntomas y efectos secundarios, tanto antes, como durante y después del tratamiento que se realice.

Conclusiones

Después de lo que hemos comentado, hay que tener en cuenta que es posible encontrar buenos profesionales, pero que hay que intentar elegir los que mejor nos puedan asegurar resultados y una atención que merezca la pena, puesto que así es como podemos tener la certeza de que habrá buenos resultados.

Deseamos que os haya parecido útil la información y si así ha sido, no dudéis en compartir la información con otros familiares, amigos, etc. Mucha suerte en la elección.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Perfumes de marca blanca

  ¿A quién no le gusta oler bien? Supongo que alguien habrá con gustos extraños o extravagantes pero por lo general

Higiene íntima

La higiene íntima en la mujer tiene unas características distintas a las de cualquier otra parte del cuerpo y requiere por

Galeria
Scroll al inicio