Cuidar de nuestra salud dental ha de ser una prioridad en pleno 2019

No cabe la menor duda de que la salud es uno de los pilares de nuestra vida y que, de no ser por ella, todo lo que conocemos por calidad de vida se derrumbaría de inmediato. Desde luego, está claro que la salud es uno de los asuntos que menos valoramos mientras lo tenemos. Por desgracia, solo tenemos en cuenta su importancia cuando las cosas van mal. Este modus operandi de la población española se extrapola a una de las ramas de la salud de las que menos nos solemos ocupar en este país, que no es otra que la salud bucodental.

Normalmente, hemos tendido a ir al dentista no para prevenir cualquier tipo de problema que pudiésemos tener en nuestra boca, sino para resolverlo una vez que ya lo teníamos. Esta manera de comportarnos en lo que respecta a la salud bucal no es la mejor. No cabe la menor duda de que es imprescindible, en los tiempos que corren, intentar convencer a la gente de que tiene que acudir a su dentista una vez al año para poder combatir todo tipo de asuntos relacionados con su salud bucal. Pero una cosa está clara: no va a ser fácil.

Nosotros, en nuestro afán por conseguirlo, vamos a tirar de algunos de los datos más preocupantes que nos deja la salud bucodental española. El primero de ellos es recogido por la página web de la SEPA, la Sociedad Española de Periodoncia. Según dicha organización, España es el país de Europa que cuenta con una peor salud bucodental. Y es que el 85% de nuestros habitantes están afectados por un problema relativo a este sector. Francia, Italia, Portugal y Grecia nos ganan la partida en un aspecto tan importante como este.

Pero hay más. Y más preocupante si cabe. Por todos y todas es sabido que el principal problema que afecta a las bocas de los españoles y españolas es el que tiene que ver con la caries. En busca de datos hemos acudido hasta la hemeroteca del diario La Razón. Una de sus noticias, publicada en su página web en marzo del año 2012, revelaba que entre el 92 y el 94% de los españoles tiene caries. Es un dato realmente trágico y que tenemos que tener en consideración a la hora de plantear mejoras. Porque peor, desde luego, no podemos estar.

De nada sirve cuidar nuestro cuerpo, tonificarlo y prevenir cualquier tipo de lesión en él si luego no nos lavamos los dientes. El objetivo que perseguimos, que es el de no padecer dolores de ningún tipo y encontrarnos sanos y sanas, se pierde si no cepillamos nuestras piezas dentales al menos tres veces al día. Y es que un dolor de dientes puede darnos uno de los peores días de nuestra vida. Los y las profesionales de la clínica Cool Dent nos han comentado recientemente que, todavía a día de hoy, los españoles y las españolas acudimos al dentista solo cuando hemos tenido uno de esos días. Cambiar esa manera de actuar es vital en nuestra sociedad.

El marketing y la publicidad, elementos de los que echar mano en estos casos

Creemos que cuestiones como el marketing y la publicidad pueden ser de gran utilidad para tratar de paliar estos asuntos. Pensamos que una campaña como la que se ha realizado en múltiples momentos en contra del tabaco puede ser de gran utilidad, mostrando, sin ningún tipo de tabúes, cuál puede ser el estado de degradación de nuestros dientes si no acudimos al dentista y si no tomamos ningún tipo de medida en contra de los posibles problemas dentales que podamos padecer.

Anuncios en televisión, imágenes en publicidad exterior y una importante inversión en publicidad y marketing online tienen que ser las claves para el cambio de actitud entre los españoles y las españolas. Pero está claro que conseguirlo no es nada fácil. Es una cuestión de cultura. Y, dentro de eso, estamos a la cola de Europa, tal y como hemos visto. Y es que los datos que en este artículo os hemos presentado son como para tirarse de los pelos. Nadie en su sano juicio podría respirar tranquilo teniéndolos en cuenta.

Si la gente de este país cambia de actitud o no ante este tipo de situaciones es algo que nos va a decir el propio paso del tiempo. Lo cierto es, como apuntábamos más arriba, que peor no podemos estar. Desde organismos como el Ministerio de Sanidad deben ponerse todas las cartas sobre la mesa para combatir los problemas bucodentales que tienen los españoles. De lo contrario, estaremos condenados a seguir sufriendo días realmente interminables y caracterizados por un intenso e irreversible dolor de muelas. Estamos seguros de que nadie en su sano juicio desea pasar por algo así.