Diastema, un factor estético entre la moda y el complejo

Seguramente que cuando nos hablan de una persona e intentan darnos una descripción de la misma, si nos dicen que presenta un diastema, no sabremos concretamente a qué se están refiriendo, pero si nos dicen que tiene los dientes separados enseguida sabemos de qué están hablando, porque sí, el diastema es el espacio o hueco que existe entre los dientes de una persona, generalmente entre los incisivos centrales, aunque puede presentarse esta alteración entre cualquier otro par de dientes.  

El diastema no supone ningún problema para la salud, es, sobre todo un factor estético puesto que afecta de una forma importante a la sonrisa de la persona, aportándole un rasgo muy característico y especial que hace que lo desees o lo detestes, por lo que tiene seguidores y detractores. Así nos podemos encontrar con personas que no se sienten a gusto con la imagen que ofrecen y procuran no sonreír demasiado, deseando deshacerse y eliminar cuanto antes esa separación interdental que consideran imperfecta y que llega a veces a producirles un cierto rechazo y complejo, y por otra parte, nos encontramos con otras personas que convierten el diastema, en su marca o sello personal y característico, como la mítica Brigitte Bardot, que puso de moda esta tendencia allá por los años 50 y 60, o más actualmente la modelo británica Georgia Jagger o la mismísima Madonna, quienes ofrecen su sonrisa sin ningún tipo de complejo, de tal forma que han logrado que se haya puesto de moda y que incluso con frecuencia en las clínicas dentales se reciban peticiones de pacientes que teniendo sus dientes alineados solicitan la separación de sus incisivos para así conseguir un aspecto juvenil en su boca.

¿Cómo podemos corregir el diastema?

Dependiendo de la causa que lo origine existen diferentes tratamientos para corregirlo, y para tomar la decisión sobre cuál será el más adecuado el especialista hará un estudio con la información necesaria teniendo en cuenta radiografías, fotografías de la cavidad oral, etc. entre los principales tratamientos se encuentran:

  • La ortodoncia. Es el tratamiento más utilizado. Con la colocación de unos brackets se solventa y corrige la incorrecta alineación de los dientes. Los hay de varios tipos, los clásicos brackets metálicos, los linguales, la ortodoncia invisible o invisalign, que es la más cómoda y discreta. Sobre esto nos puede aconsejar y orientar la doctora Ana Menéndez Acedo, experta en ortodoncia invisible e integrante del equipo de odontólogos especialistas de la clínica dental Mesiodens, de León, que desde hace más de 25 años ofrecen una atención personalizada y cercana a cada paciente, utilizando siempre los materiales dentales más seguros, compatibles y de mejor calidad, junto con la tecnología más actual e innovadora.
  • Carillas de porcelana. Se trata de la colocación de unas láminas cosméticas de cerámica que se adhieren a la parte externa de los dientes cubriendo el espacio entre ellos.
  • Cirugía oral, esta cirugía se realiza cuando el problema es el tamaño del hueso del maxilar, con el fin de conseguir reducir su tamaño.
  • Implantes dentales, en el caso de ausencia de piezas dentales o pérdida de las mismas.

¿Cuáles son las principales causas del diastema?

Existen muchas causas diferentes que nos pueden provocar esta apertura en los dientes, pero las principales causas que provocan el diastema son:

  • Un desajuste entre el tamaño de los dientes y el maxilar superior, puesto que, si el hueso del maxilar superior ha desarrollado mucho y es de un tamaño bastante mayor en relación con los dientes, esta desproporción hará que los dientes no lleguen a ocupar todo el espacio apareciendo espacios entre ellos.
  • El frenillo del labio superior que conecta el labio superior con la encía ha crecido de una forma anómala y es más grande y bajo de lo habitual 
  • Empuje de la lengua contra los dientes, provocado por una hiperactividad lingual o porque la lengua es más grande de lo normal, lo que se conoce como macroglosia, produce que las arcadas dentarias aumenten su perímetro y que los dientes se separen.
  • Agenesias dentales o la ausencia congénita de algunas piezas dentales, siendo la herencia una de sus principales causas, provocando que haya espacios en la zona de los dientes ausentes.