La salud dental, una parte indispensable para garantizar nuestro bienestar

Cuidarnos es algo que depende de una buena nómina de factores. Y no podemos olvidarnos de ninguno de ellos, porque si no, no podremos decir a ciencia cierta que nos estemos cuidando. Cada parte de nuestro cuerpo tiene contemplada una o varias funciones y, si dejamos de lado alguna de esas partes, estaremos poniéndonos en algún peligro, sea más o menos grave. Por eso conviene mantenernos cuidados en el sentido más estricto de la palabra, es decir, cuidados por completo. Así podremos evitar males personales que nos hagan la vida más difícil.

Uno de los factores de los que estamos hablando es, sin dudas, el factor dental, que es clave en el desarrollo de una vida cotidiana en la que no haya problemas de salud importantes. Y es que hay pocas cosas que puedan doler más que un buen dolor de muelas. Pensadlo bien: ¿podéis dormir bien cuando tenéis un problema de este tipo? ¿Y qué tal cuando coméis? ¿Verdad que la vida no es la misma si nos duele alguna de nuestras piezas dentales? Reconocer el problema es el principal medio para resolverlo. Y los españoles todavía tenemos que dar un paso hacia delante para hacerlo.

Una noticia que fue publicada en el portal web El Observatorio Cetelem informaba de alguna de las estadísticas que están relacionadas con el número de veces que acudimos a visitar a nuestro dentista en España. Según esta noticia, al menos un 50% de las personas de este país visita al dentista una vez al año, el mínimo recomendado por todos los profesionales de este campo de la salud. Mientras tanto, el 27% de las personas acude cada 6 meses, lo cual es un verdadero ejemplo a seguir por buena parte de la sociedad española, al contrario de ese 6% que acude cada dos años.

Algo varían los datos que obtuvo el diario La Vanguardia en el año 2019. Según una de las noticias que fueron publicadas en su página web, el 51% de los españoles visita al dentista al menos una vez al año, mientras que un 23% reconoce que no suele acudir a este tipo de clínicas a no ser que tenga algún problema agudo que impida que se desarrolle su vida de una manera normal. No cabe la menor duda de que ese tipo de actuaciones son las que ponen en riesgo la salud dental de las personas que las practican.

Una de las mejores maneras de cuidarse es apostar por nuestra salud dental. No cuidar de nuestros dientes es una manera de complicarnos la vida innecesariamente. Y es que un dolor de muelas es capaz de amargar hasta el día más feliz de nuestras vidas. Dicen los expertos de la clínica Gabel Dental, de la madrileña localidad de Móstoles, que todavía nos queda por aprender en este sentido en España. Y es que, aunque parece que la gente se va mentalizando de que para cuidarse hay que proteger nuestros dientes, todavía son demasiadas las personas que ‘pasan’ de este tema.

Los niños tienen la llave de la mejora

Seguramente os habréis cansado de escuchar, en repetidas ocasiones, que es muy importante que los niños se acostumbren desde pequeños a cuidar de sus dientes. Y eso tiene una explicación que convierte a este asunto en algo de tanta importancia: si queremos cambiar los datos que tenemos en un país como el nuestro, debemos hacer que las generaciones venideras empiecen a ver como habitual un asunto como lo es el cuidado de los dientes, algo que no ha ocurrido durante varias generaciones en España y que hay que corregir a toda costa.

Si los niños de hoy se acostumbran a cuidar de sus dientes, a los que sean sus hijos les van a educar sobre esos valores, lo cual contribuirá, sin ninguna duda, a que mejoren las cifras de un país como el nuestro, que siempre ha estado a la cola en lo que respecta a la salud dental en la Unión Europea. Se puede mejorar mucho y estamos convencidos de que, más pronto que tarde, lo terminaremos consiguiendo. Y vamos a vivir para contarlo, de eso podéis estar seguros.

Es cierto que el desarrollo de este tipo de hábitos es algo que se tiene que cultivar desde diferentes prismas. Por una parte, las clínicas dentales tienen que apostar por realizar campañas de publicidad que se centren en especial en el marketing digital, que es la mejor manera de acceder a los más pequeños. Por otro lado, a nadie le puede caber ninguna duda de que es indispensable la ayuda de las entidades públicas, que pueden ayudar a sensibilizar a la población al respecto de este tema y que, en cierta medida, tienen también la llave para que mejore la salud dental de nuestros ciudadanos.