Las 5 reglas para elegir tu blazer ideal

Los blazers son aliados importantes, tanto en la estación de otoño como en la de invierno. Ellos se adaptan a nuestros outfits y le dan un aire más formal, pero recuerda que no todos los modelos son perfectos para todos los estilos. Hay que descubrir el modelo que mejor te queda. En la actualidad, gracias a la llegada de las tiendas online, es posible acceder a marcas de tanto prestigio como Malababa, Agatha Torres o Queensonline, que mi pareja se las recomienda a todas sus amigas por la buena relación calidad/precio que tienen. Al final el tener diseños modernos para mujer y niña es algo muy apreciado.

A la hora de pensar en cómo elegir el blazer que más te conviene, os voy a dar cinco reglas importantes:

  1. Color: como es una prenda que está próxima a la cara, lo mejor es que el tono se encuentre formando parte de los colores a los que acudamos más personalmente, de esta forma puede ayudar a dar al rostro una mayor luz y se disimulan las imperfecciones. Lo más común es optar por un blazer que sea liso, con tonalidad neutra que haga posible mayores combinaciones. Si optas por colores muy llamativos o estridentes lo vas a tener más complicado. Entre los neutros tenemos el chocolate, negro, beige, camel azul marino, etc. La elección debe estar fundamentada en las características de cada una.
  2. Largo: normalmente, suele terminar sobre la cadera no la cubre del todo ni la deja expuesta por completo. En el caso de las mujeres que tengan caderas anchas, lo mejor es que opten por este largo y no cubran las caderas por completo, lo que hará que den una sensación todavía de mayor anchura. Tampoco optes por los cortos que finalicen en la cintura, pues así va a ser más evidente el ancho de las caderas en el caso de que lo tengas. Conviene también ser conscientes de la importancia del tamaño del pecho. Una mujer de poco torso, puede llevar un blazer algo más largo, pues el efecto visual que va a tener es el de que parezca un torso de mayor largura.
  3. Detalles: el mundo de los blazers cuenta con multitud de detalles, caso de bordados, bolsillos, detalles, cinturones, apliques, etc. Todos estos detalles suelen llamar la atención y los ojos de quien te vea con tu blazer puesta van a ir a la zona del cuero donde esté, por lo que se tendrán que encontrar en las zonas del cuerpo que deseemos que destaquen ¿no?
  4. Botones: si se quiere hacer la figura más esbelta y estilizada, lo mejor es optar por los blazers que tengan fila de botones. Eso sí, donde comiencen las filas de botones es algo que va a ser importante. Si cuentas con pecho grande, lo mejor e que empiece a partir de la zona donde se encuentra la cintura, así no llamarás la atención ni parecerá aún más grande. Los botones pueden comenzar arriba de la cintura o más próximos al pecho y esto es mejor para las mujeres que busquen que esa parte del cuerpo sea más grande.
  5. Solapas: tienen que estar proporcionados en base al físico de quien luzca el blazer. Lo ideal es llevar un blazer de solapas muy finas en una mujer que tenga los hombros anchos, solo se va a acentuar la anchura de los propios hombros. Esta desproporción también ocurre en el sentido contrario, cuando hay mujeres de hombros estrechos y donde el blazer tiene las solapas muy anchas.

¿Quieres saber más sobre el blazer?

Ahora que ya sabes más sobre cómo debes de elegirlo, queremos dejarte algún apunte más sobre él. Por lo general se usa como interesante complemento en look cómodos con prendas realizadas en algodón o más glamurosos para ocasiones elegantes. En sus orígenes era una ropa masculina pero ahora también lo utiliza el sexo femenino.

En 1962 todo cambio, pues Yves Saint Laurent fue el que lo adaptó a la mujer, lo que hizo que pronto se popularizase y se viera como una prenda básica en el armario de cualquier mujer.

Seguro que después de todos estos consejos, te ha quedado bien claro cómo debes elegir el blazer que más te favorezca y te encuentres cómoda, ¡Suerte con tu elección!