Llamadme superficial y dejadme pasar

No me considero una persona superficial pero reconozco que me fijo mucho en los detalles cuando me gusta un hombre y no hablo sólo de su aspecto físico, sino de su trabajo, apariencia, la imagen que proyecta, su economía, etc. Puedo parecer una niñata pero no puedo evitarlo así que también es estúpido esconderlo.

Normalmente intento ir bien conjuntada y ofrecer una imagen muy chic de mí misma que suelo conseguir con facilidad. Me fijo en todo, hasta en el coche. Yo tengo un mini precioso, marrón oscuro con el techo en crema, muy elegante y cool. Hace unos días empezó a hacerme un ruido extraño cuando lo arrancaba y lo llevé a paizdmw.es, mi taller de confianza. Os redirijo por si os interesa que os traten bien y esto lo digo porque ya he pasado por demasiados talleres que han intentado aprovecharse de mí por verme una mujer joven y con buena imagen. Se piensan que soy una cría con un coche nuevo que le ha pagado su papá y que no tengo ni idea de lo que hago pero se suelen llevar una buena sorpresa cuando les canto las cuarenta si veo que se pasan un pelo. Leed esté artículo para saber qué debemos tener en cuenta para que no nos engañen con la factura de taller.

Bueno, el caso es que fui a Talleres Paiz, el que os he recomendado, para que me miraran el coche y allí conocía  un joven de mi edad muy guapo que tenía unos ojos preciosos. Enseguida supe que debía tener un bmw porque en ese taller están especializados en esa marca y, por tanto, era un hombre con un buen trabajo o con una economía holgada así que me interesé por él y comenzamos a hablar.

shutterstock_140847142reducida

Cuando le conté a mis amigas la situación saltaron como leonas llamándome superficial, pija y nos é cuántas cosas más pero a mí esto me hace mucha gracia. Ellas se pueden fijar en el trasero de los hombres y no son superficiales, son picaronas, se pueden fijar en el pelo, en sus labios, en lo altos o fornidos que son, pero siguen siendo cosas normales a pesar de que no lo conocen personalmente y no tienen ni idea de si son amables, simpáticos o inteligentes pero si yo, además de en su aspecto físico, me fijo en si tiene o no un buen coche o en si tiene o no una buena cartera con billetes soy una superficial y una pija ¿verdad? Pues por mucho que se empeñen estamos hablando de lo mismo porque a nadie le amarga un dulce y a primera vista es imposible saber lo buena o mala persona que es alguien así que sólo puedes fiarte de la imagen que proyecta y de sí ésta te gusta o no.

Soy guapa, o lo pretendo, me maquillo, me cuido, mimo mi piel, tengo mucho cuidado con la ropa que llevo e intento ofrecer una imagen atractiva de mí misma y no lo hago por los demás, lo hago porque me gusta, porque quiero ser así y que las personas me vean así. ¿No es entonces factible que demande lo mismo de la persona con la que voy a salir?

Llamadme superficial entonces, pero seré una superficial feliz.

Deja una respuesta