Porqué deberías hacerte una limpieza dental más a menudo

Cuidarse es una tarea constante, es decir, si tuviéramos que programar en nuestro calendario la tarea de cuidarnos, deberíamos de programarla todos y cada uno de los días del mes. No siempre de la misma forma, ya que no podemos tampoco estar todo el día pendientes de cuidarnos.

Cuidarse tiene varias vertientes, por un lado está la vertiente física y por otro lado la vertiente psicológica. Esta última es muy importante, porque de ella depende de que tengamos ganas de cuidar nuestro físico,  es bien sabido que una persona con baja energía tiende a relajarse en aspectos como la dieta o el ejercicio. De ahí la importancia de practicar técnicas como el mindfulness o la relajación.

Por otro lado, en la vertiente física, tenemos que el cuerpo debemos cuidarlo mediante una dieta saludable y ejercicio moderado, con el fin de evitar enfermedades cardíacas o de otro tipo. Pero también tenemos que hacer una tarea de revisión cada cierto tiempo de diferentes partes de nuestro cuerpo para ver que todo está bien.

Es el caso de las revisiones al médico periódicas o las importantes revisiones dentales o de vista. En el artículo de hoy vamos a enfocarnos en las revisiones dentales, en concreto en la limpieza bucal que se tiene que hacer una o dos años, vamos a ver los motivos y razones de porqué deberías seguir esta pauta.

Beneficios directos de una limpieza dental

En primer lugar, por las encías. La enfermedad de las encías (periodontal) es una infección bacteriana causada por la placa, una película pegajosa e incolora llena de bacterias que se adhiere a los dientes. A medida que la placa se acumula en la dentadura, se endurece y se convierte en sarro que puede ser difícil de quitar. Las bacterias de la placa producen toxinas que irritan las encías y causan inflamación y gingivitis.

En segundo lugar, para cuidar sus dientes. A medida que la enfermedad de las encías avanza, las bolsas se hacen más profundas y la placa desplaza hacia abajo las raíces de los dientes, destruyendo el hueso de soporte. Los dientes afectados pueden aflojarse y finalmente caer. Si bien la enfermedad de las encías es la causa principal de la pérdida de dientes en los adultos, los exámenes dentales regulares, la limpieza, el cepillado y el uso de hilo dental son esenciales para prevenir cualquier problema bucal.

Nos da la oportunidad para tener una sonrisa brillante. Los hábitos personales, como fumar o tomar café, té y otras bebidas, pueden manchar los dientes. Algunos medicamentos también pueden decolorarlos. Sin embargo, la limpieza que realiza el dentista con frecuencia elimina esas manchas externas y promueve una buena salud oral. Además de eliminar la placa y el sarro durante la limpieza, el dentista también lustra los dientes para darles un hermoso brillo.

En tercer lugar, para evitar el mal aliento. El mal aliento persistente (halitosis) tiene causas orales como mala higiene bucal, enfermedad periodontal, una capa en la superficie de la lengua, alimentos pegados entre los dientes, dentaduras postizas sucias, carcinomas orales o infecciones de garganta. Una buena higiene oral es esencial para prevenir muchos de estos cuadros y a la vez puede evitar el mal aliento. Los exámenes y las limpiezas regulares son la mejor manera de asegurarse una buena higiene oral.

Por último, nos sirve para mantener la salud general. Hay una evidencia creciente de la relación entre la salud oral y la general de una persona. Estudios recientes han vinculado los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares con la enfermedad de las encías. Aunque no se han descubierto relaciones causales, una limpieza dental cada seis meses para mantener saludables los dientes y las encías podría reducir el riesgo de afecciones cardíacas y accidentes cardiovasculares. Además, si se hace exámenes orales regulares su dentista puede ser el primer proveedor de cuidado de la salud en diagnosticar un problema en su etapa inicial. Conozca más sobre la relación entre salud oral y salud general.

Para una limpieza dental o cualquier otro tratamiento hay que acudir a clínicas dentales de calidad, Dental Morante es una clínica dental situada en Madrid, con más de treinta años de experiencia en los que han trabajado con dos premisas fundamentales, la máxima especialización de sus profesionales y la calidad asistencial.  Además, destaca por llevar a cabo proyectos humanitarios internacionales para llevar la salud dental a los países más desfavorecidos