Salud e imagen: los dos objetivos de las personas que cuidan de su boca

Si te gusta cuidar de ti mismo, seguro que tienes en mente un abanico de cuestiones de las que no podrías perdonar olvidarte. En efecto, el cuidado propio es una tarea que no se limita solo a un par de cosas y que nos obliga, de alguna manera, a estar en permanente contacto con nosotros mismos para identificar mejoras y prevenir riesgos. Por desgracia, no todo el mundo está tan pendiente de lo que necesita en este sentido y terminan generándose problemas que necesitamos atajar a tiempo para que la situación no se nos complique.

Uno de los aspectos de lo que nunca nos podemos olvidar y que constituye una pata fundamental a la hora de garantizar nuestra salud general es el que tiene que ver con la salud dental. Ni que decir tiene que mantener cuidada nuestra boca nos permitirá hacer una vida mucho más cómoda y tranquila que si su situación fuese la contraria. Y lo cierto es que, en nuestro país, podríamos decir que tenemos un amplio margen de mejora en este sentido. Acudir al dentista es siempre una de las mejores alternativas para ello. Y cepillarse los dientes al menos tres veces al día, también.

El Colegio Oficial de Dentistas de Las Palmas (COELP) informó en una de sus noticias de cuáles eran diez de las razones por las que tenemos que acudir a nuestro dentista cada seis meses o, como mínimo, una vez al año. Son las que siguen:

  • Se trata de un profesional que previene la aparición de problemas para nuestra salud.
  • Cuidar de las encías es básico para mantener un buen estado de salud general.
  • Si estás embarazada, es una buena manera de cuidar de tu bebé.
  • Una buena salud bucodental tiene una influencia muy grande en el desarrollo físico de los más pequeños.
  • En el caso de que seas mujer y tengas la menopausia, has de saber que tu sonrisa es más importante que nunca y necesitas cuidarla.
  • Detener a tiempo el bruxismo y la apnea del sueño mejora tu calidad de vida.
  • Se puede prevenir el dolor de otras partes del cuerpo como la cabeza o el oído, entre otras.
  • Los dentistas pueden ayudarte a dejar el tabaco. Tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán.
  • Prevenir el cáncer oral puede salvar nada más y nada menos que tu vida.
  • Si previenes, estarás animando a toda tu familia a que siga tus pasos.

Un artículo publicado en la página web de La Vanguardia se pregunta desde el mismo titular cuántas veces acudimos al dentista en España. La verdad es que los datos relativos a ese estudio son bastante mejorables. El 25% de los españoles se cepilla los dientes menos de dos veces al día y acudimos, de media, menos de una vez por persona al dentista. Así que las diez razones de las que os hablábamos más arriba no parece que las tenga en cuenta todo el mundo, lo cual es una pena y terminará ejerciendo consecuencias sobre nuestro estado de salud general.

Si no cuidamos de nuestra salud dental, todos los demás cuidados que hagamos sobre nuestro cuerpo tendrán un efecto menor. Podremos tener una figura increíble, pero… si la mejor de nuestras sonrisas es amarilla, ¿qué imagen general creéis que estaremos transmitiendo? ¿Y si a esa sonrisa le falta una pieza? La dental es una de las ramas de la salud que, sin que nos demos cuenta, ejerce una mayor influencia en nuestra vida, sobre todo en lo que tiene que ver con la imagen que de nosotros y nosotras se desprende. Desde Totdental nos han indicado que es cierto que hay gente que se ha dado cuenta de ello y que acude al dentista porque sabe que su sonrisa es básica no solo para su salud, sino para su imagen. Pero estos profesionales también saben que, en España, sigue habiendo un margen de mejora importante para que se adquiera conciencia de la importancia del buen estado de nuestra boca.

Una necesidad que termina llegando antes o después

Todas esas personas que aseguran no tener ningún problema dental terminan necesitando la ayuda de un profesional de la odontología antes o después. Y es que, si no acudimos a una revisión al menos una vez al año, es muy complicado que tengamos la capacidad para prevenir dolores o degradaciones en nuestra boca.

Esa es la situación a la que se enfrentan muchos españoles y españolas y la situación a la que seguirán enfrentándose si no cambian sus hábitos de cepillado y cuidado dental, por un lado, y si siguen sin visitar a un dentista, por el otro. Nuestra boca es una parte fundamental de nuestro cuerpo y siempre debemos hacer todo lo posible para intentar que no sufra las consecuencias de un mal cuidado. Si no nos encargamos de ella, tarde o temprano termina dando síntomas de que se encuentra en mal estado.

Deja una respuesta