Un buen divorcio

Cuando conocí a mi antigua pareja decidimos emprender una nueva vida en la ciudad de Valencia pues nos gustaba como ciudad y sobre todo su clima al lado de la playa. Tan solo trabajaba yo y la mujer se encargaba de la casa y del niño que teníamos en común, todo esto hablado por los dos. Pero hoy en día las parejas duran muy poco. No es como antes como nuestros padres y abuelos que desde jóvenes se emparejaban con la misma persona y así durarían para toda la vida. Y lo que es más importante disfrutando de la compañía mutua de los dos, aunque siempre esta claro con sus discusiones y sus crisis de pareja o matrimoniales; ¿ qué es una pareja sin discusiones? Sin embargo hoy en día son muchas las parejas que se separan nada mas casarse o nada mas independizarse. Y claro esta que mi situaciones no iba a ser diferente y así pasó: llevado un par de años de convivencia y un bebé en común comenzó a desquebrajarse nuestra relación matrimonial. Quizás es que las nuevas generaciones no estén acostumbradas a la convivencia y al ceder en como uno es ante la pareja con tal de poder disfrutar. Y claro es aquí cuando vienen los problemas pues muchos firmas una hipoteca juntos y a la hora de dejar todo salen los verdaderos problemas de cabeza. Pero lo tienen aquellas parejas que tienen hijos de por medio, que sumándolo a la hipoteca de casa y algunos bienes gananciales en común crean un gran conflicto en el momento de dividir todo.

Hay varias maneras de hacerlo cada uno con sus más y sus menos, pero lo suyo es que los dos salgan beneficiados o por lo menos ninguno perjudicado; mucho menos si hablamos de los niños los cuales no tienen ninguna culpa de la situación familiar.

shutterstock_286869722reducida

CUANDO CUENTAS CON UN BUEN ABOGADO, NO TODO ESTA PERDIDO

Pero la forma que mas puede beneficiar a todas las partes es el contratar un abogado de divorcio. Y así fue como conocí a este abogado de divorcio en Valencia, cuyas referencias eran que dominaba bien la materia legal y que sobre todo y quizás lo mas importante es que tuviera sentido común. Este abogado hablo tanto con mi ex pareja como conmigo y nos explicó de buena manera a los dos como tratar el caso. Se mostró en todo momento muy experto en sus materia, pero sobre todos consiguió que tanto mi ex mujer como yo estuviéramos de acuerdo en contratar sus servicios para poder llevar todo el proceso de separación de manera eficaz. Y es que esta persona nos reunió a los dos en varias ocasiones y actuó como mediador entre los dos. Debido a su experiencia nos aconsejó en todo momento que sería lo mejor para cada uno. Nos exponía otros casos similares a los nuestros, claro esta sin mencionar quienes eran esas personas, de tal modo que veíamos que las cosas no iban a ser tan malas como el acudir a un juzgado. Claro esta que todo parte de que tanto como mi ex mujer como yo no tenemos mala intención para con nuestro contrario.

Además otra de las ventajas que tuvimos con el abogado es que sus honorarios eran bastante económicos. En una primera entrevistan nos dejó claro cual era el pago y en que consistían esos gastos pudiendo ver que el se llevaba una parte, como el lógico, pero que el resto iba para las tasas judiciales, notarios…Él mismo se hizo cargo de llevar la documentación necesaria al juzgado y al resto de sitios.

Total que el abogado hizo un buen contrato para ambos, firmando de mutuo acuerdo. De esta manera yo pude hacer frente a los gasto de la casa y de la manutención de mi hijo.

De hecho una de las cosas que nos aconsejó es que si hay algún cambio relacionado con nuestra vida que pudiera afectar al contrato de separación es que acudiéramos a él primero para poder estudiar el caso y así ver una posible solución.

Finalmente puedo decir que después de haber conocido a este experto en separaciones matrimoniales estoy bastante contento en comparación con otras personas que han vivido mi situación y que no decidieron acudir a los servicios de un buen abogado de matrimonios.