Usemos más productos naturales

Me compré un coche de importación bastante caro a través de un conocido que se encarga de su compra-venta. Su origen era de Alemania y claro el problema me surgía para poder traerlo desde allí, pues mi amigo el comercial se encarga solo de la compra y venta pero no del transporte. Y es que dispongo de poco tiempo libre y la verdad para ser sincero no me apetecía pegarme un viaje primero desde aquí hasta Alemania y lo después desde allí hasta aquí en coche y encima solo, con lo pesado que es eso, necesito a alguien para ir hablando o discutiendo o lo que sea… Así que me puse a mirar por Internet la mejor forma de traerlo y al final, lo mejor, era contratar una empresa tal como me había aconsejado mi amigo. Y me pasé toda una tarde mirando y comparando precios y la que me más fiabilidad me dio fue la empresa cars. Resulta que esta empresa es especialista en el transporte de todo tipo de vehículos tanto a nivel nacional como internacional. Cuando contacté con ellos, el trato recibido fue muy profesional, directo, me resolvieron todas las dudas que tenía. Además indagué sobre la empresa un poco más en las redes sociales y vi muchos comentarios positivos de la misma. Todos coincidían en un trato correcto y profesional por parte de los empleados, una puntualidad precisa a la hora de cumplir con los tiempos acordados. El precio era bastante económico en comparación a otras empresas, pero lo que me llegó realmente para contratar a la empresa fue el trato correcto por parte de sus empleados, puesto que estos me transmitieron seguridad, además de profesionalidad en el asunto. Y claro es que la primera vez que trataba con una empresa por un servicio tan especial y mucho mas sabiendo que van transportar un vehículo de alta gama que me ha costado muy caro.

Bien, resulta que la empresa cumplió con su palabra en la fecha prevista, llegó mi gran valioso vehículo. Además llegó en perfecto estado. Pero es que el trato recibido por parte del transportista de la empresa cars fue increíble: la forma con la cual descargó mi coche, la forma suave y cuidadosa de moverlo, asegurarse de que no tenía ningún desperfecto…

Me llamó la atención que el conductor del camión estaba bastante cansado quizás debido al viaje solitario que se había pegado. Le comenté que si necesitaba algo y entre risas y bromas dijo que necesitaría una cara nueva, pues se la veía vieja para la edad que tiene.

Y puesto que milagros no puedo hacer le recomendé una mujer que conoce mi esposa, que vende productos de cosmética naturales. Al parecer, según mi mujer, a esta chica acuden muchos hombres a comprar diversos productos para sentirse mejor. Tiene todo tipo de productos naturales: desde maquillajes para la cara hasta productos para el cuidado del pelo y cremas para el cuerpo. Además que ella te orienta perfectamente sobre lo que quieres o necesitas, según tu tipo de piel tus gustos… pero todo con cosas naturales, para que así sean lo menos dañino a la piel, cabello… y así sea mas económico. Para que veamos que se pueden usar también productos de cosmética naturales para no perjudicar tanto nuestro cuerpo, porque por si no lo sabéis, el maquillaje estropea la piel o no la deja respirar… pero con estos productos es distinto, nos cuidamos físicamente y cuidamos nuestro cuerpo. Esta mujer es muy popular entre los vecinos, la gente esta muy convencida y contenta con ella y sus métodos naturales.

Así que, el conductor del camión que trajo mi coche me aseguró que iba a ir a llamar a esta mujer en cuanto tuviese un rato libre (previo permiso de su propia esposa, dijimos entre carcajadas).

Debido a mi satisfacción con al empresa de transporte cars, envié un correo electrónico agradeciendo los servicios prestados, haciendo hincapié en la profesionalidad de los empleados con los cual había tratado, sobre todo aquel conductor. La verdad es que así da gusto confiar en gente que encima va a traerme algo tan querido y valioso como lo es un coche, ¡si me compro una moto les llamaré también!

Deja un comentario